domingo, 3 de julio de 2011

Siglo XVI - Lucrezia Marinella

Breve Biografía de Lucrezia Marinella

Lucrezia Marinella nació en 1571 en Venecia. Escritora, filósofa y feminista italiana.


Hija de un médico y filósofo, recibió una amplia educación humanista, leía con avidez a Aristóteles y a los grandes poetas y escritores de la antigüedad. Muchas mujeres en esa época eran obligadas a casarse o entrar en un convento, a diferencia de ellas, Lucrezia disfrutó de una carrera literaria publicando dentro y fuera de Italia.

Prolífera escritora, su trabajo abordó temas espirituales, de gran contenido religioso: su primera obra publicada en 1595 fue “La Colomba sacra” (La paloma santa), un poema épico; le siguió "La vida de San Francisco de Asis"; pero fueron las vidas de mujeres religiosas las que predominaban en sus obras, recalcando su heroísmo y su resistencia: la vida de Catalina de Siena, de María, a quien llama “la Emperatriz del universo”, de Santa Justina, una mártir cristiana, entre otras.

A fines del siglo XVI, en el Renacimiento hubo un gran crecimiento artístico y cultural, el estudio directo de la antigüedad clásica, el interés por otra cultura, originó el Humanismo, pero se mantuvo la desigualdad de clases: el rey aumentó su poder, el clero y la nobleza los disminuyeron. Para evitar la expansión de las doctrinas protestantes, la Iglesia Católica impuso la Contrarreforma; se volvió al pensamiento medieval, a la desvalorización de la mujer, se proclamaba su inferioridad: reinaba toda una tradición misógina; era conveniente que fueran “castas y virtuosas”, para no ser juzgadas como “indecorosas”, mucho conocimiento podrían “desviarlas”. En 1599 Giuseppe Passi publicó “Los defectos de las mujeres”, un libro que las denigraba, señalando que eran de naturaleza demoníaca, ingratas, lujuriosas, desvergonzadas.

Ser mujer, pensar y dar a conocer sus aportaciones filosóficas era todo un desafío para las mujeres. Lucrezia, mujer erudita y gran feminista, publicó en 1600 un tratado titulado “La nobleza y excelencia de las mujeres, con los defectos y vicios de los hombres”, contestando al arrogante destrato de Passi. Decía de Aristóteles (y de todos los que sostenían la inferioridad del sexo femenino) que reunía cuatro defectos: envidia, desprecio hacia las mujeres, el excesivo amor por si mismos y el poco ingenio.

Con gran capacidad y conocimiento, con agudeza filosófica, Lucrezia extrajo de la historia, para justificar sus reivindicaciones, el ejemplo de mujeres valerosas, guerreras, intrépidas, inteligentes. La defensa de las mujeres se convirtió así, en la proclamacion de su superioridad: “pero los hombres viendo nuestros méritos, intentan destruirnos, como hace el cuervo que cuando le nacen hijos blancos, viéndose tan negro, le entra envidia y los mata”. “Las mujeres somos seres vivos perfectos y por lo tanto somos capaces de nobles acciones”.
Lucrezia esperaba que las mujeres salieran de su mundo de opresión y opinaba que la función de su sexo no era agradar a los hombres, sino “comprender, gobernar, procrear y dotar al mundo de gracia”.
Su producción literaria fue abundante, escribió y publicó en muchos géneros: poemas épicos, pastoral, religiosos, cuentos populares de caballería y epopeyas heroicas, con un contenido moral. Aparte de “La nobleza y excelencia de las mujeres”, su otra gran obra fue el poema épico “L´Enrico” publicado en 1635, que habla de Enrico Dandolo (1107?- 1205), el dux de Venecia desde 1192 hasta su muerte, y de su gloriosa campaña bélica en la IV Cruzada, cuando conquistó Bizancio.
Talentosa y creativa escritora, gran feminista y experta en filosofía moral y natural, Lucrezia Marinella es una de las principales mujeres intelectuales del Renacimiento Humanista. Murió en 1653.
Fuentes y Bibliografía

No hay comentarios:

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...