viernes, 28 de octubre de 2011

Siglo XX - Rebecca Lolosoli

Rebeca Lolosoli-Mujeres que hacen la historia-Breves BiografíasBreve Biografía de Rebecca Lolosoli

Rebecca Lolosoli nació en 1962 en una aldea en Wamba, en el distrito de Samburu, en Kenia, Africa. Activista, feminista, fundadora de Umoja.

A partir de 1971 Rebecca asistió a la escuela para niñas en Wamba, luego estudió enfermería en un centro católico, pero poco después lo dejó al no poder pagar el curso. Hija de un padre po
lígamo, con tres esposas, desde niña supo que las mujeres Samburu no tienen derechos, no pueden poseer tierras, estudiar ni trabajar: “somos como la propiedad del hombre, no puedes contestarles ni hablar frente a ellos, tengas o no razón”.

A los 18 años se casó previo pago por parte de su marido, de 17 vacas. Al denunciar las violaciones que sufrían muchas mujeres por parte de soldados británicos, Rebecca fue golpeada brutalmente por cuatro hombres. Cuando salió del hospital, y no obtener ninguna protección de su marido, lo abandonó.

Valiente y decidida, esta indígena Samburu, siguió alzando su voz de protesta y desafiando a un sistema tribal en el que las mujeres están sometidas al hombre, no tienen ningún derecho, no se les permite asistir a la escuela ni mucho menos poseer ganado propio o tierras. Las mujeres violadas no tienen protección de la ley y debido a ello, sufren la humillación y son expulsadas de la familia, quedando en las calles, vulnerables a la violencia y los malos tratos.

En 1991 Rebecca reunió a quince mujeres maltratadas y violadas, empezando a trabajar juntas para encontrar formas de defenderse y poder cambiar sus vidas. Aunando esfuerzos lograron formar una comunidad Umoja, que significa “Unidad” en Swahili, donde se protegen unas a otras. Bajo la dirección de Rebecca, este poblado habitado exclusivamente por mujeres, es un refugio seguro para las mujeres de Samburu que fueron repudiadas por sus familias, o las niñas que huyen de la violencia, el matrimonio forzado o la ablación (mutilación genital femenina).

A pesar de las muchas amenazas y agresiones por parte de los hombres de las aldeas vecinas, esta aguerrida keniata, continúa trabajando por los derechos de las mujeres, en contra de la violencia y las prácticas tradicionales que son perjudiciales para la salud y la seguridad de la mujer. Ha asistido a talleres de capacitación y comparte estos conocimientos enseñando a las mujeres en la comercialización y la promoción del negocio de sus habilidades artesanales: un negocio de venta de abalorios tradicionales para los turistas, preservando la cultura indígena.

Con el tiempo este negocio se convirtió en un próspero centro artesanal de la comunidad y logró comprar su propio terreno y dar educación y seguridad a las mujeres y a sus hijos. Se formó un centro cultural para los turistas que visitan la Reserva Nacional de Samburu, en el norte de Kenia. Rebecca también ayuda a formarse a mujeres de otras aldeas, en pequeños negocios, para mejorar su situación económica y no ser tan dependientes de sus maridos. Ha asistido a seminarios sobre los pueblos indígenas y los derechos humanos en los Estados Unidos y Europa, conociendo así los problemas que enfrentan no sólo las mujeres de Samburu, sino de toda Africa.

El trabajo de Rebecca, "la matriarca" como la llaman, y los abalorios luminosos y coloridos han sido reconocidos internacionalmente. Invitada por Voces Vitales, una ONG creada en 1999, que apoya y empodera a mujeres líderes emergentes y empresarias sociales en todo el mundo, Rebecca exhibió sus joyas en la Colección Primavera 2010 de Diane von Furstenberg. Esta diseñadora de ropa y accesorios, nacida en 1946 en Bélgica, está radicada en Nueva York desde 1972 y es miembro de Voces Vitales; otorgó el premio DVF a Rebecca por demostrar su fuerza y coraje en el liderazgo de las mujeres, transformando sus vidas y dando prosperidad a la comunidad.

Rebecca, madre de cinco hijos, es la primera mujer en Samburu, en conseguir el divorcio en diciembre de 2010. Su deseo es postularse para el gobierno local en las próximas elecciones en Kenia.

Fuentes y Bibliografia

domingo, 23 de octubre de 2011

Siglo XX - Louise Arner Boyd

Louise Arner Boyd-Mujeres que hacen la historia-Breves BiografíasBreve Biografía de Louise Arner Boyd

Louise Arner Boyd nació en San Rafael, California en 1887. Exploradora y escritora estadounidense de Groenlandia y el Mar Artico.


Pertenecía a una familia de acaudalados mineros de Oro, del Condado de Marin, San Francisco, donde pasó su infancia con mucha libertad, montando a caballo, junto a sus hermanos mayores. Luego de la trágica muerte de los jóvenes en 1901 y 1902 por enfermedades del corazón, Louise se convirtió en la única heredera de la fortuna de la familia. Sus padres donaron a la ciudad de San Rafael su antigua casa y algunos bienes de la familia, como un homenaje a sus hijos. Esta gran casa de estilo victoriano, se convirtió desde 1935 en el Museo de Historia de Marin.

Louise, de espíritu intrépido y aventurero, poseedora de una gran fortuna y sin tener en cuenta las restricciones que la sociedad de esa época imponía a las mujeres jóvenes, tras la muerte de sus padres en 1920, se dedicó a viajar por Europa. En 1924 visitó por primera vez las regiones polares del Océano Artico; viajó por las Franz Josef Land (=Tierras de Francisco José), la cadena de islas al norte de Siberia, en Rusia Europea, siendo la primera mujer en pisar las islas, donde cazaba osos polares y focas.

Financió y dirigió numerosas expediciones científicas a las costas de Groenlandia, patrocinadas por la Sociedad Geográfica Americana; contrató a un grupo de científicos y exploradores que examinaron y fotografiaron el paisaje natural, la vida animal y la gente de ese ambiente. Louise se convirtió en una experta en el estudio de los fiordos y los glaciares en la costa noreste de Groenlandia; recogía también especímenes de plantas. Como reconocimiento a su trabajo la Sociedad Geográfica Americana designó una zona cercana al Glaciar De Geer, con su nombre. Mediante un dispositivo sonoro, pudo medir las profundidades del océano en alta mar, y asi descubrió la cadena montañosa submarina que se extiende entre la Isla del Oso y la isla Jan Mayen.

Louise viajó también por zonas rurales de Polonia: en 1934 fotografíó y escribió sobre las costumbres, la economía y la cultura de la población polaca y las distintas etnias. Este trabajo con más de 500 fotografías fue publicado por la Sociedad Geográfica Americana en 1937.

En 1941 durante la Segunda Guerra Mundial, valiente y muy decidida, Louise colaboró con el gobierno de Estados Unidos en una expedición para investigar los fenómenos magnéticos y las comunicaciones de radio en el Mar Artico. Trabajó también en las tareas secretas del Departamento del Ejército. Luego de la guerra, no volvió a tomar parte de ninguna expedición, pero en 1955, a los 67 años, se convirtió en la primera mujer en volar a través del Polo Norte, en un avión privado.

Louise fue autora de numerosos artículos y de dos libros, donde volcó toda su experiencia “La región de los fiordos de Groenlandia” y “La costa del nordeste de Groenlandia”, este último publicado en 1948.

Por sus expediciones ha obtenido muchos honores y distinciones: recibió la Cruz de Caballero de la Orden de San Olav, por el gobierno de Noruega, una licenciatura en Derecho Honoris Causa de la Universidad de California en Berkeley, la Medalla Cullum de la Sociedad Geográfica Americana y fue miembro honorario de la Academia de Ciencias de California.

Louise Arner Boyd murió en San Francisco en 1972, a los 85 años.

Fuentes y Bibliografía





miércoles, 19 de octubre de 2011

Siglo XVI - Isabel Barreto

Breve Biografía de Isabel Barreto

Isabel Barreto nació en Pontevedra, Galicia, hacia 1567, segunda mitad del siglo XVI. Viajera y única mujer almirante de la flota española, en la conquista de América.


Pertenecía a la nobleza gallega y su padre, un acaudalado marinero, había sido nombrado gobernador de las Indias Portuguesas. Isabel se habia convertido en una joven muy culta cuando la familia decidió partir hacia Perú alrededor de 1580.

El virreinato del Perú era la posesión más importante de España en Sudamérica, abarcaba desde Panamá hasta el extremo sur de Chile, siendo Lima, la capital del virreinato. Con la colonización, los españoles introdujeron la cultura, la religión, el arte y las leyes de España; Lima se fue convirtiendo en un centro culturalmente activo y la sociedad americana permitía una mayor autonomía a las mujeres.

En 1585 Isabel conoció al Adelantado Alvaro de Mendaña (1542-1595); este navegante y explorador español habia realizado en 1567, su primer viaje con sólo 25 años, descubriendo las islas Salomón, donde se creía que había oro y marfil. La exploración de las islas quedaría para una próxima expedición. En 1586 Isabel y Alvaro se casaron en Lima, convirtiéndose en una pareja muy influyente en la sociedad del virreinato.

Alvaro de Mendaña seguía pensando en explorar y colonizar las islas Salomón e incorporarlas al reino de España; Isabel, igual que su padre y su marido, sentía pasión por la aventura y los viajes: renunció a su cómoda vida en la capital, dentro de la corte virreinal y con la dote que aportó al matrimonio, ayudó a financiar la expedición.

Intrépida y aventurera, en abril de 1595, decidió acompañar a su marido en este segundo viaje rumbo a las islas Salomón, con el objetivo de establecer allí una colonia. Salieron del puerto El Callao, cuatro naves con la tripulación formada por españoles y portugueses, ya que Portugal era parte en esa época, de la corona española (desde 1580 a 1640). Aunque pasaron cerca de las islas, no pudieron reconocerlas; descubrieron en cambio, las Islas Marquesas, luego partiendo hacia el oeste, llegaron a las islas de Santa Cruz, donde fundaron una colonia; al poco tiempo Alvaro de Mendaña enfermó de malaria y murió en octubre de 1595.

Tras la muerte de su marido, tomó Isabel el mando de la expedición, algo insólito en aquellos tiempos, convirtiéndose en gobernadora de la colonia de Santa Cruz y Adelantada del Mar Océano. Fue la primera mujer que logró tener esos títulos, heredados de su marido. Partieron rumbo a Filipinas: durante varios meses de dura y díficil navegación por los mares del Sur, esta mujer demostró tener fuerte personalidad, con grandes dotes de mando y mucha decisión. Isabel Barreto, única mujer almirante de la flota española en toda la conquista de América, con una actitud inflexible y severa logró sostener la disciplina de la tripulación, compuesta por hombres rudos y aventureros, siempre dispuestos a conspirar y amotinarse.

Llegaron en febrero de 1596 al puerto de Manila, con sólo una de las cuatro naves que habían partido del puerto de Callao; Isabel fue homenajeada por el pueblo y las autoridades. En Manila se casó con el caballero de la Orden de Santiago, Fernando de Castro y en 1597 vuelven a viajar por el Océano Pacífico rumbo a México, llegando luego de cuatro meses a Acapulco.

Luego de un tiempo, regresaron a Perú, donde Isabel Barreto murió en 1612, siendo enterrada en el convento de Santa Clara de Lima. Según otros historiadores: de Perú, viajaron a España a reclamar en la corte, sus derechos sobre las Islas Salomón, y se cree que Isabel murió en su Galicia natal.

Fuentes y Bibliografia

viernes, 14 de octubre de 2011

Siglo XX - Belita Koiller

Belita Koiller-Mujeres que hacen la historia-Breves BiografíasBreve Biografía de Belita Koiller

Belita Koiller nació en Río  de Janerio en 1949.  Física e investigadora brasileña.


De padres profesionales, recibió una esmerada educación, teniendo el incentivo a tener una profesion. Siguió la carrera de fisica y la investigación. Se recibió en 1971 en la Universidad Católica Pontificia de Rio de Janeiro (PUC), viajó a Estados Unidos donde se doctoró en 1976 en California, en la Universidad Berkeley. Era la única estudiante mujer del curso de física.

Tras recibir su doctorado regresó a Brasil, y luego de unos años de ser docente y directora del Departamento de Física en la PUC de Rio de Janeiro, Belita obtuvo en un concurso público, el cargo de profesor de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (URFJ) en 1994. Es catedrática de Física Teórica e investigadora del Instituto de Fisica de dicha Universidad y desde 1995 la primera mujer física miembro de la Academia Brasileña de Ciencias.

En su trayectoria profesional Belita se dedica, con entusiasmo y mucha decisión, a la física de materiales, estudia el comportamiento de los electrones en los distintos materiales y las propiedades de los semiconductores para la fabricación de una computadora cuántica. Por sus trabajos de investigación ha declarado que "es necesario tener optimismo y mucha perseverancia para afrontar los retos, ya que a veces se toman caminos equivocados, que llevan a pequeñas derrotas y hay que empezar de nuevo".

Sus investigaciones tienen gran repercusión en dos de los campos más importantes de la física actual: la nanociencias y la física cuántica. En el ámbito de la nanociencia ha trabajado con comportamiento electromecánico de los nanotubos de carbono. Belita es autora de casi cien artículos científicos, publicados en revistas especializadas y libros y fue editora de la Revista Brasileña de Fisica.

Destacada docente, alienta e inspira a nuevas generaciones de físicos brasileños. Ha participado y coordinado varios eventos científicos nacionales e internaciones y mantenido colaboración científica con grupos de investigación en diversas instituciones nacionales y extranjeras, en particular la Universidad Federal de Minas Gerais, de la Universidad de California, la Universidad Johns Hopkins y la Universidad de Maryland.

Por sus aportaciones científicas ha sido galardonada con medallas y premios: Comandante de la Orden Nacional del Mérito Científico (2002), Premio Unesco -L´Oreal 2005 para mujeres científicas y Gran Cruz- Orden al Mérico Cientifico en el 2010.

Fuentes y Bibliografia

lunes, 10 de octubre de 2011

Siglo XIX - Elizabeth Garrett

Elizabeth Garret-Mujeres que hacen la historia-Breves BiografíasBreve Biografía de Elizabeth Garrett

Elizabeth Garrett nació en 1836 en Londres, Inglaterra. Doctora cirujana, activista y feminista británica.

La familia Garret se trasladó en 1841 a la localidad de Aldeburgh, donde Elizabeth y sus hermanos gozaron de libertad y contacto con la naturaleza, a la vez que recibían una esmerada educación con instructores privados. En 1859 asistió a una conferencia en Londres, de la Doctora Elizabeth Blackwell sobre “Medicina, profesión de las mujeres”, y decidió seguir esa profesión.

Con el apoyo y estímulo de su padre, que defendía el derecho de su hija a estudiar, Elizabeth comenzó su preparación como enfermera en la sala de cirugia del hospital Middlessex, pero al asistir a clases de disección, los alumnos se quejaron de su presencia y le prohibieron el acceso a dichas clases.
Luego de tres años de estudio y prácticas en el hospital solicitó ser examinada; aunque obtuvo mención en todas las materias, fue rechazada porque no estaba bien visto que una mujer tuviera más capacidad y conocimientos que los alumnos hombres. Concurrió a clases particulares con renombrados doctores, asistiendo como comadrona en la maternidad de un hospital. Su solicitud de examen fue nuevamente rechazada en varias escuelas de medicina, sólo la Sociedad de Boticarios, al no tener prohibición explicita, accedió a examinarla.

Elizabeth rindió los exámenes en 1865 de obstetricia y patología médica y obtuvo la certificación para ejercer la medicina. En 1866 fue admitida en el Registro Médico de Gran Bretaña, siete años después que
Elizabeth Blackwell: a partir de ese momento podía ejercer como doctora en Gran Bretaña. Elizabeth Garrett fundó ese mismo año un dispensario para atender a mujeres y niños, en la zona más pobre de Londres.
En toda Europa, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, sólo las Universidades de Medicina de Zurich, en Suiza y la de la Sorbona, en Francia, admitían mujeres como alumnas. Elizabeth se matriculó en la Universidad de Medicina de la Sorbona, obteniendo en 1870 la licenciatura en medicina, leyendo su tesis sobre la migraña.

En 1871 Elizabeth se casó con James Skelton Anderson (1838-1907) de grandes ideas liberales; ambos respetaron sus actividades sociales y profesionales, algo poco común en la época. El matrimonio tuvo tres hijos.

A pesar de todas las dificultades que tuvo que afrontar, con mucha voluntad y determinación, poniendo énfasis en la desinfección y limpieza de las salas, siendo el personal tanto médico como administrativo exclusivamente mujeres, Elizabeth amplio el dispensario en un pequeño hospital, para finalmente abrir sus puertas en 1890 el Nuevo Hospital de la Mujer. Elizabeth Blackwell la mujer que la inspiró para convertirse en doctora, fue nombrada profesora de ginecología.

Elizabeth Garrett fue la primera mujer cirujana de Gran Bretaña, y durante veinte años fue la única doctora cirujana de dicho hospital, hasta que dimitió en 1892. Luchadora incansable por la mejora de la educación de las mujeres, impartió cursos y conferencias dirigido a las mujeres; fue profesora de medicina y decana desde 1883 a 1902 del Colegio de Medicina de la Mujer d
e Londres. En 1874 fue la primera mujer miembro de la Asociación Médica Británica.

Participó activamente en el Movimiento sufragista británico. En 1902 Elizabeth y Skelton se retiraron a vivir a Aldeburgh. Su esposo fue nombrado alcalde hasta que murió en 1907. A fines de 1908 asumió Elizabeth como alcaldesa de Aldeburgh, la primera alcaldesa de Inglaterra y comenzó una serie de mejores en la localidad; invito a Emmeline Pankhurst, luchadora por el sufragio femenino, para organizar un mitin sufragista, interviniendo en varias manifestaciones frente al Parlamento.

Tras la muerte de Elizabeth Garrett Anderson en 1917, el hospital lleva su nombre.

Fuentes y Bibliografia

miércoles, 5 de octubre de 2011

Siglo XIX - Ana Betancourt

Ana Betansourt-Mujeres que hacen la historia-Breves biografíasBreve Biografía de Ana Betancourt

Ana Betancourt nació en Camagüey, Cuba, en 1832. Libertadora y activista por los derechos de la mujer cubana.


Pertenecía a una familia acaudalada y recibió la educación propia de las mujeres de esa época: bordado, tejido, cocina y las tareas propias del hogar. Durante cuatro siglos Cuba estuvo bajo el dominio de España, y por consiguiente, las costumbres españolas era lo que predominaba en la isla: el Estado y la Iglesia ejercían el poder tomando parte en la administración pública. La moralidad y rigidez de la época determinaba el comportamiento de la mujer: debía someterse no sólo al poder español, sino además al poder patriarcal en su vida familiar. La mujer virtuosa debía resignarse o asumir gustosamente su marginación en el hogar y su falta de estudios, lo que le impedía la elección sobre su propia vida.


Ana se casó en 1854 con Ignacio Mora de la Pera (1829-1875), un joven camagüeyano, de fuertes ideas políticas y liberales, perteneciente a una familia de abolengo. Con la ayuda de su esposo y de forma autodidacta, Ana estudió idiomas, gramática, historia y literatura, llegando a ser una mujer inteligente y culta.


Desde los primeros años del siglo XIX América Latina sufrió varias guerras de emancipación, siendo Haití el primer país independiente en 1803, luego de una revuelta de esclavos y libertos contra los dominantes franceses. Las colonias españolas, luego de varios años y luchas cruentas y despiadadas, fueron conquistando su liberación de España, con las únicas excepciones de Cuba y Puerto Rico, que permanecían fieles a la corona. Pero, llegada la segunda mitad del siglo, comenzaron los movimientos liberadores, forjando una identidad nacional.


Durante años Ana e Ignacio Mora fueron militantes en la lucha por ver a su tierra libre del colonialismo español y su casa fue refugio y punto de reunión de los patriotas. En su imagen de buena burguesa y desafiando las costumbres de la época, Ana, valiente y muy decidida, llevaba y traía información, arengaba a los hombres de su provincia, redactaba numerosas proclamas en apoyo a la libertad.


Luego de cuatro años de conspiración haciendo acopio de armas, el líder independentista Carlos Manuel Céspedes (1819-1874) en octubre de 1868 declaró la independencia de la isla, bajo las divisas de unidad e igualdad: blancos, negros y esclavos libres. Ana e Ignacio estuvieron presentes en la primera Asamblea Constituyente en Guáimaro, en Camagüey, en abril de 1869 donde fue redactada la primera Constitución cubana. Céspedes fue Presidente de la República de Cuba en Armas desde 1869 a 1873.

Ana fue una precursora por los derechos de la mujer: en un manifiesto, - que leyó un compañero patriota, ya que ella por ser mujer, no tenía ciudadanía, - frente a la Asamblea, reclamó la emancipación de la mujer, su derecho a estar al lado de los hombres en la lucha por la libertad de su patria.



En 1871 el matrimonio fue detenido por los realistas, Ana fue deportada a Estados Unidos y luego a Jamaica. En esta isla Ana fundó una escuela para niños cubanos y es aquí que en 1875, recibió la noticia de la ejecución de su esposo. Regresó a Cuba por poco tiempo, pues al seguir la lucha insurrecta, fue deportada nuevamente, esta vez a España. En Madrid, Ana siguió con sus ideas independentistas, recabando información que enviaba a la isla.


En 1898 libre del dominio español, Cuba logró la Independencia.

Ana Betancourt murió en Madrid, de un paro cardíaco en 1901, cuando se disponía a regresar a Cuba. Desde 1982 sus restos descansan en un mausoleo a su memoria, en Guáimaro, en Camagüey.


Fuentes y Bibliografia
Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...