sábado, 12 de septiembre de 2015

Siglo XX - Beata María Restituta

Breve Biografía de Beata María Restituta                    

María Restituta nació en 1894 en Moravia, Imperio Astro Húngaro (1867-1919 - hoy República Checa). Enfermera, religiosa y mártir de la resistencia nazi. 

Nacida como Elena Kafka, en una familia humilde, era la sexta de los siete hijos del matrimonio de María Stehlik y Antonio Kafka; siendo muy pequeña la familia se trasladó a Viena donde cursó estudios públicos. Conoció la pobreza de los inmigrantes, la injusticia social y el abuso de poder de la clase alta, pues desde niña trabajó como empleada doméstica y vendedora ambulante de tabacos.

Tras vencer la oposición de sus padres a su deseo de ser religiosa, para “servir a Dios y a los hombres” y dedicarse a los pobres y enfermos, en 1914 Elena ingresó en la Congregación de las Hermanas Franciscanas de la Caridad Cristiana. Tomó el nombre de María Restituta en memoria de Santa Restituta de Africa. (- 304) mártir cristiana del siglo III, bajo el poder del Emperador Romano Diocleciano (244-311). 

Sor María Restituta comenzó a trabajar como auxiliar de enfermera en el Hospital Lainz de Viena y después de la Primera Guerra Mundial, en 1919 en el Hospital de Mölding, donde se desempeñó como enfermera quirúrgica demostrando mucha destreza y responsabilidad. Muy competente, con su carácter firme y decidido, fue valorada por los médicos, aunque asistía a los pacientes con alegría y sensibilidad. 

En 1938 Austria se incorporó a la Alemania nazi como una provincia del III Reich. El nacionalsocialismo comenzó la persecución contra la iglesia. Sor María Restituta con mucha valentía y actuando de acuerdo con su fe cristiana, se opuso con firmeza a las medidas antirreligiosas del nazismo: defendió el derecho de los enfermos y la libertad religiosa. Ella personalmente colocaba crucifijos en diferentes lugares del hospital en vez de la esvástica nazi. Difundía la “Canción del Soldado” que hablaba de paz y de una Austria libre.

Denunciada por un médico a la policía secreta, Sor María Restituta fue detenida por la Gestapo en 1942. A pesar de padecer hambre y condiciones infrahumanas durante trece meses, transmitía fortaleza y espíritu positivo a los demás prisioneros. Condenada a la pena capital, confesó en voz alta su profesión religiosa y recibió la sagrada comunión, repitiendo “He vivido para Cristo y por Cristo ansío morir”. 

Fue decapitada el 30 de marzo de 1943, a los 49 años, siendo la única monja mártir en toda Austria. Fue enterrada en una fosa común en el Cementerio Central de Viena que tiene la inscripción: “Ellos murieron por su fe y la libertad de Austria”. 

En 1998 el Papa Juan Pablo II la beatificó, siendo a partir de esa fecha Beata María Restituta.

No hay comentarios:

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...