martes, 8 de diciembre de 2015

Siglo XV - Beata Ludovica Albertoni

       Breve Biografía de Ludovica Albertoni

Ludovica (o Lucía) Albertoni nació en Roma en 1474. Religiosa y mística italiana

Nacida en una familia noble, a los dos años quedó huérfana de padre y al casarse su madre nuevamente fue educada por su abuela materna y algunas tías. A los veinte años se casó en contra de su voluntad con el noble Giacomo de la Cetera, con quien vivió un matrimonio difícil. En 1506, a doce años de casada quedó viuda, con 32 años y tres pequeñas hijas, a las que educó con mucho esmero.

Ludovica sufrió muchas humillaciones de parte de los parientes, por problemas de herencia. Tras un largo y penoso proceso, consiguió unos pocos bienes que dividió entre sus hijas. Ludovica abrazó la Regla de la Tercera Orden Franciscana Seglar vistiendo su hábito sin abandonar el cuidado de sus hijas; comenzó una vida consagrada a la oración y contemplación y a las obras de misericordia. 

Con gran generosidad consagró su vida al cuidado de los pobres y se esforzaba por aliviar el sufrimientos de los enfermos, visitando los hospitales y dándoles apoyo espiritual. Beatas se llaman a ciertas mujeres piadosas que vivían apartadas del mundo, solas o en pequeñas comunidades (beaterios) vinculadas a la Tercera Orden Franciscana o a la Orden Domínica. Ludovica tuvo muchas experiencias místicas y su fama de monja visionaria que curaba enfermos se extendió por toda Roma. 

Ludovica Albertoni murió en 1533 a los 60 años estando en estado de éxtasis. 

Fue beatificada en 1671 por el papa Clemente X. Ese mismo año y hasta 1674 el gran escultor Gian Lorenzo Bernini (1598-1680) ejecutó una escultura en mármol “El Éxtasis de la beata Ludovica Altertoni”, dicha obra está en la Iglesia de San Francisco a Ripa en Roma.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...