jueves, 21 de abril de 2016

Siglo XX - Carolina María de Jesús

   Breve Biografía de Carolina María de Jesús

Carolina María de Jesús nació en 1914 en Sacramento, Minas Gerais. Destacada escritora negra de Brasil. 

Nacida en una zona rural y siendo hija ilegítima de un hombre casado, Carolina trabajó desde niña como sirvienta. A los siete años asistió al Colegio Allan Kardec, pagado por la esposa de un rico terrateniente a cambio de la limpieza de la casa; aprendió a leer y escribir pero a los dos años abandonó los estudios. En la década de 1920, en las zonas rurales de Brasil, las niñas pobres y negras no recibían educación alguna. 

En 1937 al morir su madre, Carolina emigró a San Pablo, donde en un barrio pobre se construyó su propia casa con madera y cartón; siguió haciendo limpiezas hasta que perdió el empleo cuando nació en 1948 su primer hijo, Juan, fruto de una relación con un marinero portugués que la abandonó. Desde ese año hasta 1961 vivió en la favela de Canindé, sobreviviendo como recolector de papeles y cartón. Tuvo varios amores aunque nunca quiso casarse, ya que fue testigo de muchos casos de violencia doméstica. Sus tres hijos son de padres diferentes: en 1950 nació José Carlos y en 1953 su hija Vera Eunice. 

Salía cada noche para recoger papel, cartón, estaño, madera, todo lo que pudiera vender para alimentar a sus hijos. En medio de la basura cuando encontraba libros y revistas se los guardaba para poder leerlos y escribir sobre sus hojas. Carolina nunca se resignó a las condiciones miserables en que vivía: saber leer y escribir era un logro excepcional; comenzó a escribir todo lo que veía y lo que hacía a lo largo del día. Sus vecinos, todos analfabetos, se sentían incómodos viéndola escribir sobre ellos. 

En 1958 el periodista Audalio Dantas del periódico paulista Folha da Noite debía hacer un artículo sobre el crecimiento de las favelas en la ciudad de San Pablo. Conoció a Carolina, mujer negra de 44 años, con un pañuelo blanco en la cabeza, madre soltera, recolectora de botellas, cartón, papeles que vendía para alimentar a sus hijos y al puerco que criaba en el fondo de su casucha. Esta mujer tenía más de veinte cuadernos escritos con cuentos, poemas y un diario personal; contaba sobre los habitantes de las favelas y cómo la pobreza y la desesperación cambiaban a las personas al no conseguir alimentos para la familia. Viendo cómo jóvenes y adultos sucumbían a las drogas, la prostitución, la violencia y el robo, Carolina se aferraba a la escritura y a luchar por sus hijos; muchas veces pasaba hambre, sufría de cansancio crónico, pero nunca dejaba de escribir. El artículo del periodista fue muy controvertido, ¿cómo un diario de la burguesía publicaba un retrato del Brasil urbano pero miserable hasta entonces olvidado o negado? 

Dos años más tarde esos cuadernos se convirtieron en libros, así fue que en 1960 se publicó “Desalojo de habitación – Diario de un barrio marginal”: 10.000 ejemplares se agotaron en una semana. Aparecieron artículos alrededor del mundo y la obra se tradujo al francés, español, alemán, inglés y otros nueve idiomas más. Después de este triunfo, pudo trasladarse a una casa en el barrio de Santana, zona de clase media. Muy decidida Carolina lanzó un álbum con doce canciones de su autoría. Toda su obra da testimonio de la humillación social y moral, la opresión, el prejuicio y odio racial: “Tiempo llegará en que los blancos van a quemar a los negros cuando mueran, para que no tengan derecho de ser sepultados. Lo único que los blancos no desprecian es el voto del negro”. Siguió publicando: "Casa de Mampostería" (1961) "Piezas del hambre" (1963) pero ya no tuvo muchas ventas. 

A partir de 1969 las casas editoriales la ignoraron y volvió a la pobreza que se prolongó hasta su muerte en 1977. Como publicación póstuma aparecieron “Diario de Bitita”(1982) “Mi diario extraño” y “Antología personal” (1996). 

Con motivo de los 100 años de su nacimiento en el 2014 Carolina se convirtió en fuente de estudio: se investiga y clasifica el archivo dejado por la escritora. Sus escritos tienen un carácter sociológico, una denuncia social. 

Actualmente Carolina María de Jesús está considerada uno de los primeros escritores negros de Brasil.

No hay comentarios:

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...