viernes, 19 de octubre de 2012

Siglo XIX - Julia Ward Howe


Breve Biografía de Julia Ward Howe. Mujeres que hacen la historia. Biografia de mujeres de la historia. Biografia de Julia Ward Howe Breve Biografía de Julia Ward Howe

Julia Ward Howe nació en 1819 en Nueva York. Conocida activista de los derechos de las mujeres y el sufragio femenino, abolicionista y escritora. 

Hija de un banquero de religión calvinista, siendo muy niña quedó huérfana de madre; fue educada por un tío de ideas liberales, lo que le permitió estudiar con buenos maestros. Julia se interesó por las matemáticas y la literatura, conociendo el pensamiento de varios escritores; aprendió con facilidad varios idiomas: francés, italiano, alemán, latin y griego. Frecuentaba la sociedad de Nueva York y a los 20 años escribió una crítica literaria que se publicó anónimamente en la revista literaria y teológica de Nueva York. 

En 1843 Julia se casó con el médico y abolicionista Samuel Gridley Howe (1801-1876); era el director del Instituto Parkins para Ciegos en Boston, Massachusetts y apartado del calvinismo se había convertido en radical unitario. El unitarismo es una corriente del cristianismo que afirma la unidad de Dios, pero rechaza el dogma de la Trinidad. A pesar de que Samuel admiraba a Julia por sus ideas y compartían la misma lucha en contra de la esclavitud, no le permitió después del matrimonio, hacer vida fuera de su hogar, no pudiendo participar en causas públicas ni administrar sus bienes. 

Para Julia la vida se tornó difícil, se convirtió en una cristiana unitaria, asistía a la iglesia, pero estaba aislada en su casa con cinco hijos (cuatro le sobrevivieron), sin contacto con la comunidad. Aún más, Samuel era violento y controlador y había amenazado de quitarle los hijos, si Julia insistía en divorciarse. 

Mientras cuidaba sus hijos, se dedicó a su auto-educación, estudiando filosofía e historia. En 1854 Julia publicó una colección de poemas “Flores de Pasión”, en forma anónima; en esos versos volcaba su sufrimiento e infelicidad doméstica, la no valoración de parte de su marido. Pronto se supo su autoría y Samuel lo consideró un desafío a su autoridad y una traición de su mujer. El matrimonio llegó a un acuerdo: Julia se liberaba de las demandas de su marido y se aseguraba sus propios ingresos.

Se involucró más en la escritura y en la vida pública. Cuando se publicó en 1862 su poema el "Himno de Batalla de la República", Julia se hizo conocida, su fama le trajo aún más autonomía y sus ambiciones empezaron a hacerse realidad. Fue miembro activo del movimiento de los derechos de las mujeres, así como del sufragio femenino. 

En 1870 escribió la “Proclama del Día de las Madres” un llamado a las mujeres del mundo a unirse por la paz y el desarme. Organizó conferencias de paz en Estados Unidos y Gran Bretaña. También impulsó la creación de un día dedicado a la Mujer y la Maternidad: el Dia de la Madre, como símbolo de unión y paz, pero no tuvo éxito, (recién en 1914 se instituyó oficialmente el Día de la Madre). De 1872 a 1879, Julia se unió a Lucy Stone y a su marido Henry Brown Blackwell en la edición de “Diario de la mujer”, periódico semanal que el matrimonio había fundado en 1870, en Boston.

Cuando quedó viuda en 1876, Julia, incansable activista y luchadora, ya tenía hecha una carrera por sí misma; como predicadora, reformadora, escritora y poeta. Fundó y fue presidenta de la Asociación de Mujeres Americanas, un grupo que abogaba por la educación de la mujer, de 1876 a 1897. También se desempeñó como presidente de organizaciones como el Club de Nueva Inglaterra de la Mujer y la Asociación Americana del Sufragio Femenino (AWSA) 

Viajó por el mundo dando conferencias promoviendo los Derechos de las Mujeres y la Reforma Educativa. Predicaba en iglesias Unitarias y en 1893 en la Feria Mundial de Chicago, Julia dio un discurso en el Parlamento Mundial de las Religiones, titulado "¿Qué es la religión?" donde afirmaba que “cualquier religión que sacrifica a las mujeres a la brutalidad de los hombres, no es religión”. De grandes ideas pacifistas, apoyó la movilización por la libertad de los rusos y armenos en las guerras turcas. 

Fue autora de ensayos, libros de ficción para niños, libros de viajes, poemas, una biografía de Margaret Fuller (1883) y una autobiografía “Recuerdos” (1899). Otras obras fueron publicadas después de su muerte como “Leonora o el propio mundo (1917) y San Hipólito (1941). 

En 1908 fue la primera mujer elegida como miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras. Julia Ward Howe murió en 1910. 

No hay comentarios:

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...