jueves, 30 de agosto de 2018

Siglo XX - Concha Pérez Collado

      Breve Biografía de Concha Pérez Collado

Concepción Pérez Collado (Concha Pérez) nació en 1915 en Barcelona. Militante anarquista y miliciana en la Guerra Civil Española. 

Tenía apenas dos años cuando su madre murió de tuberculosis; su padre se casó de nuevo, con su cuñada Librada Collado. Concha pasó una infancia feliz, aunque no concurría a menudo al colegio por las dificultades económicas de la familia. Juan Pérez Güell y sus hijos varones eran obreros, y participaban en el movimiento libertario; el padre por su militancia anarcosindicalista estuvo varias veces en prisión durante la dictadura (1923 a 1930) de Primo de Rivera (1870-1930). 

En 1931, a los dieciséis años, siguiendo los pasos de su padre y sus hermanos, y apenas proclamada la República (1931-1936), Concha comenzó activamente en las luchas del Ateneo Libertario Faros y del Ateneo Agrupación Humanidad. Fue en estos ateneos donde conoció los escritos de grandes pensadores del movimiento anarquista: los ácratas Mijaíl Bakunin (ruso 1814-1876), Carlos Marx (alemán 1818-1883) entre otros. Los principios del anarquismo son libertad individual, asociación libre y cooperación voluntaria de cada persona.

Más adelante, militó en la Federación Anarquista Ibérica (FAI); aunque los grupos libertarios eran casi todos masculinos, Concha compartía los ideales y el tiempo libre con hombres. Allí se discutía y criticaba el modelo patriarcal de relaciones entre hombres y mujeres y defendían el amor libre, basado en el amor y no en la esclavitud conyugal. En 1933 pasó cinco meses en la cárcel de mujeres por llevar una pistola escondida en su pecho para ayudar a un compañero de la FAI. A los 20 años comenzó su adiestramiento militar; a mediados de 1936 Francisco Franco (1892-1975) dio el golpe de Estado y estalló la Guerra Civil. 

Concha se unió al Comité Revolucionario del barrio de Les Corts y combatió el levantamiento fascista en Barcelona, participando en el asalto al cuartel de Pedralbes y del convento de monjas. Como miliciana, empuñó un arma y se involucró de manera activa en el frente armado Los Aguiluchos de Les Corts: de los cien soldados voluntarios sólo siete eran mujeres, entre ellas Concha Pérez. Más adelante, trabajó como obrera en una fábrica de producción de armamentos. En la plaza de Cataluña, sufrió una emboscada por el bando enemigo y fue herida: desde entonces tuvo un fragmento metálico en una pierna.

En 1938, como miles de derrotados, salió de Barcelona y cruzó la frontera de Francia, hacia el campo de refugiados de Argelès, donde trabajó como enfermera voluntaria. Después de un tiempo, en 1942 Concha regresó a Barcelona con su hijo Ramón, de pocos meses; tras dejarlo durante un año en un orfanato, por no poder alimentarlo, recuperó la custodia del menor. 

Aunque temía posibles persecuciones de la dictadura, nunca fue detenida. Junto a un antiguo compañero libertario, Mauricio Palau, comenzó una relación que durará treinta años. Ambos trabajaban en un puesto en el mercado de San Antonio  donde vendían ropa interior que ellos mismos fabricaban. Durante la dictadura, en ese puesto se hacían reuniones anarquistas y otras actividades ilegales. Concha ayudaba a los presos de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) que salían de la cárcel y participaba activamente en el activismo antifascista. 

Después de la muerte de Franco, a finales de 1975, Concha colaboró en la organización de las primeras Asociaciones de Vecinos y en volver a fundar el sindicato de la CNT en 1976. A partir de 1999 formó parte del “Grupo Mujeres del 36”, realizando charlas y conferencias en institutos de enseñanza para difundir las experiencias, la lucha por combatir el fascismo y recuperar la memoria histórica.

Valiente, fuerte y decidida, defensora de la libertad, toda su vida luchó contra el fascismo reaccionario. Concha Pérez Collado falleció en Barcelona en 2014, a los 98 años de edad.

jueves, 16 de agosto de 2018

Siglo XX - Virginia Gutiérrez de Pineda

      Breve Biografía de Virginia Gutiérrez de Pineda

Virginia Gutiérrez nació en 1921 en El Socorro, Santander.   Antropóloga, etnóloga y educadora colombiana

Nació en una numerosa familia, eran once hermanos y pasó su infancia en la hacienda de sus antepasados. Con el apoyo de su padre, realizó sus estudios en el Instituto Pedagógico Nacional de Bogotá y en 1940 en la Escuela Normal Superior donde estudió Ciencias Sociales y Etnología. Virginia fue una de las primeras mujeres colombianas en acceder a la educación universitaria, ya que sólo hacía cinco años que la universidad había aceptado a la primera mujer. Se destacó por su nivel intelectual y obtuvo su grado de antropóloga en 1945. 

Ese mismo año se casó con Roberto Pineda Giraldo (1919- 2008), también antropólogo con quien tuvo cuatro hijos varones y vivieron 54 años juntos. Su hogar fue centro de tertulias donde asistían reconocidos sociólogos y científicos de Colombia. Virginia y Roberto realizaron viajes y expediciones, apoyados por el director de la Escuela Normal Superior, para conocer y explicar la realidad social. 

Sus trabajos etnográficos incluyeron diversas travesías y visitas a la Guajira, al Chocó, al territorio de Santa Helena del Opón, lo que les permitió descubrir la diversidad racial, étnica, cultural y social de las familias colombianas. La sociedad burguesa de Colombia trataba de ignorar esta realidad y pregonaba que sólo había un tipo de familia: monogámica, patriarcal y católica, impuesta por los colonizadores españoles. 

El matrimonio obtuvo una beca para viajar en 1953 a estudiar en la Universidad de California, en Berkeley, donde Virginia obtuvo un máster en Antropología Social y Médica. Al regresar al país, fue docente e investigadora en la Facultad de Medicina y en la Facultad de Ciencias Humanas, labor que realizó en otras universidades del país hasta su jubilación. En 1962 se doctoró en Ciencias Sociales y Económicas por la Universidad Pedagógica Normal. Roberto fue nombrado Jefe de planeación en el Instituto de Crédito Territorial y programa de vivienda de interés social, más adelante fue especialista del Programa de Desarrollo Rural.

Virginia fue una mujer tenaz y disciplinada que combinó la docencia con la investigación, el matrimonio y el cuidado de sus hijos. Autora de varios libros sobre las diversas culturas indígenas, fue pionera en investigación sobre la medicina popular y las condiciones urbanas de los sectores más desprotegidos, en especial de las mujeres y de los niños. En sus trabajos hablaba de la pobreza en el campo y de la medicina tradicional indígena. Algunas de sus obras son: “Causas de la mortalidad infantil” (publicado en Revista Colombiana de Antropología 1955), “La familia en Colombia: estudio antropológico” (1962), “La medicina popular en Colombia: razones de su arraigo” (1964), “Estructura, función y cambio de la familia en Colombia” (1976).

Mujer de gran capacidad intelectual, Virginia estimulaba el trabajo científico, dirigía y apoyaba a todos sus alumnos. Daba conferencias y llevó ponencias a congresos en México, Chicago, Washington, Bogotá, París, Ginebra, sobre la situación laboral femenina. “La mujer en la educación, el trabajo y la ley en América Latina” (1985). Defendía con fuerza a las madres solteras de toda Colombia y a las madres jefas de hogar que ganaban el pan para sus hijos hambrientos: a todas ellas les dedicaba su obra. 

Por su excelente trabajo, Virginia recibió la Medalla al mérito Camilo Torres (1963), el reconocimiento como Mujer del año en Colombia (1967), obtuvo el Premio Alejandro Ángel Escobar (1983), la Medalla de Oro al Mérito Científico del Congreso Interamericano de los Andes por el Año Internacional de la Familia (1984). 

Virginia Gutiérrez de Pineda falleció en Bogotá en 1999.

lunes, 6 de agosto de 2018

Siglo XX - Zaha Hadid

             Breve Biografía de Zaha Hadid

Zaha Hadid nació en Bagdad (Irak) en 1950. Destacada arquitecta y docente iraquí.

Fue la única hija mujer, la pequeña tras dos hermanos de un matrimonio adinerado y liberal. Su padre, que había estudiado en Londres, era el líder del partido democrático en Irak y luego fue el jefe del partido progresista. Aunque eran musulmanes no practicaban la religión y daban mucha importancia a la educación. Sus hermanos estudiaron en la Universidad de Cambridge, en Londres y Zaha se educó en Bagdad, en un prestigioso colegio de monjas católicas francesas, donde creció en un ambiente intelectual. A los 16 años salió de Irak y estudió en Suiza, más tarde cursó estudios de Matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, en Líbano entre 1968 y 1971. 

En 1972 se trasladó a Londres para ingresar a la Asociación de Arquitectura (AA) donde se graduó en 1977 y en la que poco después ejerció como profesora. Tras obtener su diploma, Zaha se convirtió en socia de la Office for Metropolitan Architecture (OMA) en Londres donde trabajó con sus fundadores, los arquitectos Rem Koolhaas (1944- quien en el 2000 fue galardonado con el Premio Pritzker) y Elia Zenghelis (1937-) que habían sido sus profesores. 

En 1979 estableció su propio estudio de diseño en Londres, el Zaha Hadid Architects y donde pasó la mayor parte de su vida; ese mismo año obtuvo la nacionalidad británica. Comenzó con cuatro o cinco de sus mejores alumnos y sus primeros proyectos se exhibieron en la AA, donde sus antiguos maestros resaltaron su talento y originalidad.

Realizó numerosos proyectos arquitectónicos, destacándose la residencia del primer ministro irlandés, en Dublín, el Parque de la Villette, en París y The Peak, un spa de lujo en Hong Kong; muchos fueron rechazados, otros nunca llegaron a construirse, y algún otro aunque llegó a ganar el concurso finalmente se le otorgó a otros profesionales. Durante años luchó enfrentándose a los prejuicios, en una industria dominada por hombres, tuvo que convencer a otros de que ser mujer no impedía que su trabajo fuera serio y viable: perseverante, entusiasta y con gran confianza en sí misma, los “no” que recibía la hacían más fuerte, vivía en un desafío constante. Zaha fue conocida en los concursos más prestigiosos como una profesional innovadora y creativa. 

Fue una excelente diseñadora, abrió Zaha Hadid Design, donde aplicaba su talento en joyas, muebles, zapatos, bolsos, grifería o la ropa que ella misma usaba. Alternaba su trabajo como arquitecta y diseñadora con la docencia: impartió clases en las más renombradas universidades del mundo: en Estados Unidos, Alemania, Austria. Fue ardua defensora de la mujer, de su inteligencia y talento, Zaha ha dicho que cree en la habilidad y el poder femenino “lo esencial es tener coraje de arriesgar, los desafíos son inmensos”, deseaba que su ejemplo haya inspirado a otras mujeres a elegir una profesión.  
 MAXXI en Roma 
En la mitad de la década de 1990 pudo realizar su primer proyecto propio, la Estación de Bomberos de la fábrica Vitra en Weil am Rhein, en Alemania y el diseño interior del Bar Moonsoon de Sapporo, en Japón. A partir del 2000 comenzó el período más prolífico de Zaha: innovadora, audaz, creativa. Su estilo arquitectónico se caracterizó por estructuras elegantes con formas puntiagudas y angulosas, líneas onduladas, espirales, integrando los edificios con el paisaje. 

Sus obras han ido incrementándose con edificios como el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal, en Cincinnati, Estados Unidos (2003) el primer museo estadounidense hecho por una mujer; el Palacio de la Ópera de Guangzhou en China (2005-2012); el Pabellón puente de la Exposición Internacional de Zaragoza, España (2008); el MAXXI, Museo Nacional del Arte del siglo XXI, en Roma (1998-2010); el Centro Acuático de Londres (2012). Ha realizado proyectos en más de 40 países, entre ellos: Hungría, Turquía, Escocia, Austria, Francia, Rusia, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Azerbaiyán. 

Centro Heydar Aliyev - Azerbaiyán
Sus obras construidas han sido reconocidas con numerosos premios: "Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea" (2003), en 2004 fue la primera mujer en recibir el "Premio Pritzker", el "Premio Imperial" de Japón (2009), el "Premio Jane Drew" (2012) por su contribución al status de las mujeres en arquitectura, entre muchos otros.

Excelente profesional, inteligente e innovadora, Zaha Hadid falleció en 2016 a los 65 años, en Miami, Estados Unidos. El director del estudio Zaha Hadid Architects, Patrik Schumacher (1961-) ha estado liderando la empresa como su único socio con más de 400 personas y lleva adelante los proyectos que quedaron en construcción.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...