sábado, 21 de noviembre de 2020

Siglo XX - Edith Farkas

             Breve Biografía de Edith Farkas 

Edith Elizabeth Farkas nació en 1921 en Gyula, Hungría. Física e investigadora  en ciencias atmosféricas húngara.

Luego de sus estudios secundarios, ingresó en 1939 a la universidad en  Budapest  como estudiante de pregrado;  más tarde se graduó como profesora en física y matemáticas de la Universidad Católica Pazmany Peter en 1944. Poco después, Edith junto a sus padres y hermana tuvieron que exiliarse en Austria en campos de refugiados donde vivieron hasta la llegada de las tropas soviéticas en 1949, luego emigraron hacia Nueva Zelanda como refugiados. Trabajó como asistente de cocina de un hospital y luego en la biblioteca de un instituto. Alternaba su trabajo con el estudio para una Maestría en Física  y se graduó en 1952 en la Universidad Victoria de Wellington.

Al año siguiente fue una pionera en un campo principalmente masculino, al comenzar a trabajar como Meteoróloga en el Servicio Meteorológico de Nueva Zelanda. Sus primeras investigaciones fueron sobre la circulación estratosférica y sobre la oscilación cuasi-bienal de los vientos ecuatoriales. Durante más de treinta años, con constancia y meticulosidad, hasta su jubilación en 1986, Edith llevó a cabo investigaciones líderes de monitoreo del ozono atmosférico, incluida la medición del ozono total con el espectrofotómetro de ozono Dobson.

John Dobson (1915-2014) fue un investigador de astronomía en la Universidad de Oxford y creador del telescopio portátil y de bajo costo, para medir el ozono total de la Tierra. Ese instrumento lleva su nombre: Espectrofotómetro de ozono Dobson.  La unidad Dobson es una medida del espesor de la capa de ozono, que equivale a 0,01 mm de espesor, en condiciones normales de presión y temperatura. La variación del espesor de la capa de ozono tiene un efecto importante en la superficie terrestre.

Edith se convirtió en una de las investigadoras de un pequeño grupo internacional de  científicos dedicados al estudio del ozono atmosférico, interés que en la década de 1960 era para ayudar en los estudios de circulación atmosférica. Fue unos años más tarde, que su trabajo contribuyó al descubrimiento del “agujero en la capa de ozono”, que cambió el comportamiento del mundo hacia la contaminación del aire.

Fue una de las dos únicas mujeres que asistió en 1963 al Simposio Internacional sobre Meteorología Tropical. En 1975 Edith fue la primera mujer húngara y también la primera mujer miembro del Servicio Meteorológico de Nueva Zelanda que hizo estudios e investigaciones en  la Antártida.

Fue la primera mujer en recibir, tras su jubilación en 1986, el premio Met-service Henry Hill de Nueva Zelanda; y en 1988 recibió un reconocimiento especial por su trayectoria de treinta años a la investigación del ozono, en el Simposio  Cuadrienal del Ozono en Alemania.  A lo largo de su carrera, ha dado numerosas conferencias  internacionales y ha publicado  los resultados de sus investigaciones en más de cuarenta informes, entre ellos “Observaciones e investigaciones del Ozono en Nueva Zelanda, una perspectiva histórica” que apareció en la revista científica  Ciencia Actual en 1992.

Fue autora además de un libro “The Farkas Files” (=Los archivos de Farkas)  sobre sus diarios de la Segunda Guerra Mundial.

Edith fue editora asistente desde 1989 de la Sociedad Meteorológica de Nueva Zelanda; donó al Museo Geográfico de Hungría sus objetos relacionados con su carrera, incluidas algunas muestras de rocas de la Antártida y fotografías de su estancia en el continente austral.

Edith Farkas falleció en 1993, tras luchar contra el cáncer de hueso que padeció. 

Fuentes y Bibliografia

jueves, 5 de noviembre de 2020

Siglo XX - Gertrude B. Elion

              Breve Biografía de Gertrude B. Elion 

Gertrude Belle Elion nació en 1918 en Nueva York. Bioquímica e investigadora estadounidense.

Hija de emigrantes judíos, Gertrude estudió en la escuela pública; cuando tenía quince años  murió su abuelo de cáncer, lo que la motivó a estudiar ciencias para encontrar una cura para esa enfermedad.  Excelente alumna, desde 1933 asistió gratuitamente al Hunter College donde en 1937 obtuvo la Licenciatura en química y en 1941, siendo la única alumna mujer, terminó un Máster en Ciencias Químicas  en la Universidad de Nueva York.

Ávida de conocimientos, con gran determinación y perseverancia, afrontó los prejuicios contra su condición de mujer: al buscar  trabajo, fue rechazada varias veces porque  “podía distraer la atención de los trabajadores hombres”. Impartió clases en  varios centros de educación superior  de química y física. Al iniciarse la Segunda Guerra Mundial, los laboratorios aceptaron mujeres y Gertrude comenzó como ayudante de laboratorio en 1944; fue asistente del director de investigación el Dr. George Hitchings (1907-1998). En su laboratorio se convirtió en experta en química orgánica y trabajó en los campos de la farmacología, la inmunología y la bioquímica.

Con mucha responsabilidad y exhaustivos  estudios, Gertrude utilizaba células humanas normales y patógenas (las causantes de enfermedades) para desarrollar fármacos que interrumpieran la reproducción de patógenos sin dañar las células sanas. Combinaba su trabajo con sus estudios de  doctorado, que hacía de noche, pero al poco tiempo, la joven científica  tuvo que abandonar los estudios para dedicarse a tiempo completo al trabajo en el laboratorio. Nunca pudo obtener su Ph.D (=doctorado en fisiología: que se especializa en investigación).

Unos años más tarde, trabajando en colaboración con George H. Hitchings, Gertrude sintetizó una gran cantidad de purinas, e investigó sus lugares de acción en sistemas microbiológicos. Las purinas son sustancias que el cuerpo produce y que se transforman en ácido úrico; los riñones filtran el ácido úrico y éste se elimina a través de la orina. Estos científicos lograron, con los estudios de síntesis química, descubrir el primer tratamiento para la leucemia infantil, con tanto éxito que la Administración de Drogas aprobó su uso en 1953.

Luego  descubrió el primer agente inmunosupresor para prevenir el rechazo de un órgano trasplantado,  desarrolló tratamientos exitosos para la gota, otros contra la malaria, la meningitis y las infecciones urinarias. En 1967  Gertrude  fue designada  Jefa del Departamento de Terapia Experimental, teniendo a su cargo un grupo de investigadores. Meses después logró el primer fármaco contra el virus del herpes. Fue una fuerte defensora del avance de las mujeres en la ciencia y ocupó cátedras adjuntas en diferentes universidades: muy querida por sus alumnos y colegas, su gran humanidad y entusiasmo  eran  contagiosos.

Trudy, como la llamaban sus amigos, luego de treinta y nueve años en el laboratorio, se retiró en 1983, pero permaneció activa en su campo como asesora de muchas organizaciones, entre ellas la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer. Continuó como investigadora emérita, ayudando en el desarrollo del primer fármaco para el tratamiento de Infección por VIH (SIDA).

En 1988 obtuvo el Premio Nóbel de Fisiología y Medicina, junto a George Hitchings y el científico inglés James Black (1924-2010), "Por sus descubrimientos sobre importantes principios del tratamiento por medio de drogas."

A lo largo de su carrera obtuvo premios y reconocimientos, entre ellos la Medalla Garvan de la American Chemical Society (1968), la Medalla del Presidente de Hunter College (1970), el Premio Caín de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer (1984), la Medalla Nacional de la Ciencia (1991), además de tres doctorados honoris causa.  Gertrude fue la primera mujer en estar en 1991 en el Salón de la Fama de los Inventores Nacionales (NIHF).

Fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias en 1990 (y sirvió en el Consejo) y del  Instituto de Medicina en 1991. También fue miembro de la Academia Estadounidense de Científicos Farmacéuticos y de la Academia de Artes y Ciencias.

Gertrude (Trudy) Elion  falleció en 1999, a los 81 años de edad.

Búsqueda de Biografías por Etiquetas