viernes, 12 de abril de 2019

Siglo XX - Anna Marly

                  Breve Biografía de Anna Marly

Anna Marly nació en 1917 en Petrogrado (de 1914 a 1924 y desde 1991 San Petersburgo), Rusia, como Anna Betoulinsky. Cantante, guitarrista y compositora francesa. 

Nacida durante la revolución rusa, a pocos meses de su nacimiento los bolcheviques fusilaron a su padre, que pertenecía a una familia aristócrata, pues era considerado un enemigo de la revolución. Tres años más tarde, Anna Betoulinsky, su madre y su niñera, disfrazadas de campesinas, huyeron de Rusia y se instalaron en Menton, en el sur de Francia, donde había una comunidad intelectual y artística de emigrantes rusos. Aprendió desde niña a tocar la guitarra, tomó clases de canto, música y composición con el profesor Sergei Prokofiev (1891-1953) y asistió a la escuela de ballet de Menton.

En 1936 siendo aún adolescente, comenzó su carrera artística bajo el nombre de Anna Marly:  en París fue bailarina en los Ballets Rusos y participó de una pequeña gira europea, antes de ser cantante en los grandes cabarets, con sus propias composiciones en guitarra. En 1938 se convirtió en el miembro más joven de SACEM (Sociedad de Compositores y Editores de Música). 

Durante la II Guerra Mundial, después de la ocupación de Francia por las tropas alemanas en 1940, Anna huyó hacia Londres, donde se unió a las fuerzas libres francesas, comandadas por el Gral. Charles De Gaulle (1890-1970). Anna trabajaba en una cantina y cantaba para los soldados y marineros de las fuerzas aliadas. Poco después, al escuchar noticias en la radio sobre la Batalla de Smolensk (1943), ciudad rusa que había sido destruida por los nazis,  compuso en la guitarra la música y la letra en ruso de una canción dedicada a los partisanos que luchaban contra el invasor alemán, donde hablaba de amor por la patria, muerte y sacrificio. 

“La Marcha de los Partisanos”, su título original, era cantada en ruso por Anna, hasta que fue traducido del ruso al francés por los escritores Maurice Druon (1918-2009) y su tío Joseph Kessel (1898-1979) en 1943 e interpretado por la cantante francesa Germaine Sablón (1899-1985). “Le Chant des partisans” también conocido como el “Canto de Liberación” se convirtió en el himno de la Resistencia Francesa. Más adelante, después de la guerra, se cantó en el mundo entero, aunque de la versión original en ruso, sólo quedó la música y la palabra cuervos: "Amigo, ¿escuchas el vuelo negro de los cuervos en nuestras llanuras? Amigo, ¿escuchas esos gritos sordos del país que encadenan? » . En Francia cantar “La Marsellesa” estaba prohibida por el partido nazi. 

En el 1945 París fue liberada y Anna regresó a Francia donde fue apodada la “Trovadora de la Resistencia”. El Gral. De Gaulle dijo que “hizo de su talento un arma para Francia”. Después de la guerra con su marido Yuri Smiernov, un ingeniero ruso, viajó alrededor del mundo, siempre con su guitarra en la mano, como embajadora de la canción francesa. Visitó América del Sur y África, en 1959 llegó a los Estados Unidos y en 1965 se convirtió en ciudadana estadounidense. 

Anna compuso e interpretó más de 300 canciones, en francés, inglés, ruso y polaco, entre las más conocidas: “El Lamento del Partisano”, “Una canción en tres tiempos”, “Le Chant du départ”. Muchas de ellas fueron cantadas por diferentes artistas, que incluyó a  Edith Piaf,  Joan Baez,  Yves Montand y Johnny Halliday entre otros. Fue autora además de una colección de poesía, libros de fábulas y un libro de memorias: “Anna Marly, Trovadora de la Resistencia” (1980). Como reconocimiento, en 1965 fue condecorada con la Orden Nacional del Mérito y como Comandante de la Orden de la Legión de Honor en 1985.

Luego de cincuenta y cuatro años juntos, en el año 2000 murió Yuri Smiernov; Anna Marly se mudó a Palmer, Alaska, donde falleció en 2006, a los 88 años.  

lunes, 1 de abril de 2019

Siglo XX - Susan Sontag

          Breve Biografía de Susan Sontag

Susan Sontag (Susan Rosenblatt) nació en Nueva York en 1933.  Escritora, filósofa, ensayista, directora de cine y de teatro estadounidense. 

Huérfana de padre con tan solo cinco años, algunos años después, al casarse su madre con el capitán Nathan Sontag, Susan y su hermana Judith adoptaron el apellido de su padrastro. Desde muy niña fue una ávida y curiosa lectora, destacada estudiante, a los quince años Susan terminó sus estudios secundarios y continuó en las universidades de Berkeley y Chicago. Durante su estancia en Chicago, en 1950, a los diecisiete años, se casó con su profesor el sociólogo Philip Rieff (1922-2006). 

Un año más tarde, en 1951, se licenció en letras y poco después la pareja se mudó a Boston, donde Susan continuó sus estudios en la universidad de Harvard. Su único hijo David Rieff nació en 1952; luego de ocho años de casados, el matrimonio se divorció en 1958. 

En 1957 obtuvo su doctorado en filosofía por la universidad de Harvard y ese mismo año, con 24 años, viajó a Paris para continuar sus estudios en la Sorbona. En Paris mantuvo una intensa relación amorosa con la modelo Harriet Sohmers Zweling (1928- ). De regreso a Nueva York impartió seminarios de filosofía en varias universidades. 

Su carrera literaria comenzó en 1963 con la publicación de su primera novela ”El benefactor” que fue recibida con grandes elogios, lo que le permitió acceder a publicaciones en renombradas revistas literarias. En 1964 apareció “Contra la interpretación” y en 1969 “Estilos radicales” son dos libros de ensayos donde exploraba en el primero, la posibilidad de entender o juzgar los hechos artísticos desde la mirada ética o moral, es decir, la distancia que hay entre la realidad humana, cultural, artística y nuestra interpretación de esa realidad. En el otro libro reflexiona sobre las drogas, la pornografía y la política: su visión sobre un viaje a Vietnam en guerra (1955-1975).

Susan se convirtió en una de las mujeres intelectuales más destacadas de la mitad del siglo XX. El libro “El segundo sexo” de la escritora francesa Simone de Beauvoir, a quien conoció mientras estaba en la Sorbona, tenía gran demanda en Estados Unidos, lo que llevó al auge al movimiento de liberación femenina: las marchas y manifestaciones surgían en varias ciudades americanas. En 1971 Susan habló por primera vez como feminista, quería comprender los grandes cambios que se producían en esa época, tanto culturales como los conflictos bélicos. Fue nombrada miembro de la Academia Americana de las Letras. Según la autora, “la literatura es una educación del corazón y de la mente”.

Escritora original, provocativa, polémica, la obra literaria de Susan no sólo abarca novelas, cuentos y ensayos, participó también como guionista y directora de cine, en películas realizadas en Suecia. Visitó Israel donde rodó “Tierras prometidas” en 1973 un documental sobre las tropas israelíes en los Altos del Golán. El libro “Sobre la fotografía” (1977),  es un ensayo donde se cuestionaba sobre la influencia que nos dan las imágenes en nuestra manera de sentir, pues “enfrían las emociones y adormecen conciencias”. 

En la década de 1970 le fue diagnosticado un cáncer y mientras padecía el duro tratamiento, transmitió la experiencia del sufrimiento en su libro “La enfermedad y sus metáforas” (1978). Diez años más tarde fue ampliado con “El sida y sus metáforas” (1988), donde explicaba que ciertas enfermedades originan actitudes sociales que hacen más daño al enfermo que la propia enfermedad. 

Brillante escritora y pensadora, Susan luchó valientemente por la verdad, fue una gran activista de los derechos humanos, de la defensa de los escritores encarcelados, defendió siempre el derecho a rebelarse contra las injusticias, fue crítica con la política y la sociedad de su país. Desde joven creía que “lo más deseable en el mundo es la libertad de ser fiel a uno mismo, es decir la Honradez” y “la única diferencia entre los seres humanos es la inteligencia”.

En los años 90 viajó a Sarajevo durante su asedio y en un teatro bombardeado, dirigió la obra teatral “Esperando a Godot”, obra que simboliza el tedio y la carencia de significado de la vida humana, mostrando su apoyo a las víctimas del conflicto. Ya en el siglo XXI criticó las invasiones de Estados Unidos en Medio Oriente y se preguntó si el atentado a las Torres Gemelas del 11 de setiembre de 2001 no tendría que ver con la política exterior de su país. 

Muy controvertida, fue admirada por muchos y criticada por otros. Ha recibido el Premio Jerusalén de Literatura (2001) y en 2003 el Príncipe de Asturias de las Letras y el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán. Por dieciséis años mantuvo una relación amorosa con la fotógrafa Annie Leibovitz (1949- ) que terminó con la muerte de Susan Sontag en diciembre de 2004. 

Años más tarde su hijo David Rieff ha publicado los Diarios de su madre, casi una autobiografía que Susan estuvo escribiendo desde los catorce años, de 1947 hasta 1980.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...