miércoles, 19 de agosto de 2020

Siglo XIX - Evelyn De Morgan

                 Breve Biografía de Evelyn De Morgan                           

Mary Evelyn Pickering, conocida como Evelyn De Morgan, nació en 1855 en Londres. Activista y pintora inglesa. 

Nació en el seno  de una familia de clase alta, ligada a la aristocracia terrateniente de Yorkshire, al norte de Inglaterra. Recibió una esmerada educación en su casa:  además de una severa instrucción religiosa, tuvo lecciones en varios idiomas, mitología, literatura y ciencias. A pesar de la oposición de su madre de estudiar arte, recibió lecciones de pintura a los quince años. 

Desde muy joven,  Evelyn dio  muestras de mucha decisión y coraje al negarse a ser presentada en sociedad y convertirse en “una mujer ociosa”. Ingresó en la Escuela Nacional de Formación Artística de South Kensington y en 1873 fue  una de las primeras estudiantes femeninas en ser aceptada en la  Escuela de Bellas Artes Slade.  Aquí se destacó y ganó premios y medallas por sus dibujos y estudios de obras antiguas, además de una beca completa por un año.

También fue alumna de su tío, hermano de su madre, el pintor John Roddam Spencer- Stanhope (1829-1908)  quien tuvo gran influencia sobre sus pinturas. A partir de 1875 Evelyn viajó muchas veces a Florencia, donde él vivía, lo que le permitió estudiar a los grandes artistas del Renacimiento, entre ellos, Sandro Botticelli (1445-1510) uno de sus predilectos. La obra de este pintor, le dio impulso para crear su propio estilo de pintura.

Luego de graduarse en la Slade tuvo que luchar contra las actitudes machistas del mundo del arte y esforzarse para ser reconocida por su habilidad y no ser menospreciada por ser mujer. 

Ariadne a Naxos 
A los veintidós años, en 1877  exhibió por primera vez en la Galería Grosvenor de Londres, su obra “Ariadne a Naxos”.  Ariadne, de la mitología griega, fue abandonada por su amante en la isla de Naxos; Evelyn la representó solitaria y desolada, vestida de rojo como los mártires cristianos, las conchas sobre la arena simbolizan la sexualidad femenina, la fertilidad y el amor. Con esta obra la artista obtuvo un gran éxito y pudo seguir exponiendo sus cuadros en dicha galería. Fue una de las pocas mujeres artistas que integraba el Movimiento de la Hermandad Prerrafaelista, y sus pinturas fueron admiradas en el círculo de artistas y seguidores.

En 1887 Evelyn se casó con el ceramista William De Morgan (1839-1917) que tenía su propio estudio de cerámica desde 1872. Ambos eran artistas atípicos que desafiaron las costumbres victorianas: William diseñaba cerámicas: vasijas, azulejos y jarrones y Evelyn pintaba. Contribuían cada uno con sus ideas a los diseños del otro. Compartieron un profundo interés por temas espirituales, que se tradujo en sus obras con simbología religiosa y con un  mensaje moral. 

SOS
Artista prolífica, desde 1877 Evelyn  exhibió gran cantidad de sus obras y fue  quien impulsó económicamente, con las ventas de sus cuadros, la carrera de su marido. Al lograr éxito y cierto renombre alternó su trabajo con la lucha por los derechos de la mujer, participando a favor del sufragio femenino en 1889. Manifestó en diversas campañas públicas y en actividades  solidarias de carácter socialista y pacifista. Se involucraba en todo lo que pudiera contribuir a  la mejora de la sociedad  y los derechos de sus ciudadanos.  También se declaró antibelicista, igual que su esposo, y expresó su horror por la Primera Guerra Mundial, en más de quince pinturas de guerra. “SOS” (1914) representa una cantidad de bestias rodeando a una mujer con túnica blanca que se eleva hacia un arco iris, simbolizando la esperanza de paz. Realizó en 1916 una exposición de estas obras en beneficio de la Cruz Roja.  

El Sueño y la Muerte
Evelyn De Morgan  fue una destacada artista, creadora de poderosas imágenes de mujeres: María, María Magdalena, Atenea/Minerva, Ariadna, santas y mártires, magas y hechiceras, pero también mujeres mortales, esposas victorianas, madres que han perdido a sus hijos en las guerras,  prisioneras del mundo creado por los hombres. Varias de sus obras se inspiraron en las mujeres de  Botticelli, como “Flora” (1894). "Helena de Troya" (1898), "Casandra" (1898).  

Se conocen más de cien pinturas, algunas esculturas  y una gran colección de dibujos y bocetos que demuestran su talento y trabajo meticuloso. Se destaca el predominio del dibujo, la precisión de los detalles, el colorido suave y cálido, realidades sociales y espirituales, como también una amplia gama de temas mitológicos o  bíblicos. 

"La jaula dorada” fue la última pintura al óleo que realizó: una mujer mira por la ventana a un grupo de bailarines y músicos; un pájaro vuela libremente en contraste con el pájaro cautivo en la jaula.

Evelyn De Morgan falleció en Londres en 1919  y fue sepultada con su esposo que había muerto dos años antes.

miércoles, 12 de agosto de 2020

Siglo XX - Astrid Lindgren

              Breve Biografía de Astrid Lindgren

Astrid Anna Emilia Ericsson, conocida en el ámbito literario como  Astrid Lindgren, nació en 1907 en una granja al sur de Suecia. Activista, escritora, periodista, feminista.


Vivió una infancia feliz junto a su familia, trabajando en la granja, en contacto con la naturaleza  e inventando  juegos e historias. Al terminar sus estudios secundarios, Astrid, con dieciséis años se empleó como aprendiz en un periódico local; dos años más tarde quedó embarazada del director del diario, treinta años mayor que ella, casado y con siete hijos.

 

En esa época, 1926, en Suecia la infidelidad estaba penalizada por ley y podía ir a la cárcel. Para proteger a su familia y a su amante de los prejuicios y el escándalo, muy decidida, abandonó  su pueblo y se mudó a Copenhague, Dinamarca, donde a los dieciocho años, fue madre soltera.  Astrid, como muchas otras jóvenes solteras de Suecia y Noruega, cuando quedaban embarazadas, tenían que ir a dar a luz a Copenhague para que nadie lo supiera y no le preguntaran quién era el padre. Sola y angustiada, entregó a su pequeño Lars (o Lasse) a una familia de acogida  y volvió a Estocolmo a estudiar y trabajar.


A partir de 1928 trabajó como periodista y secretaria en el Automóvil Club del Reino y en 1931 se casó con el jefe de la empresa, Sture Lindgren (1898-1952). Pudo así recuperar a su hijo (1926-1986), y más tarde, nació su hija Karin (1934- ). Alternaba su trabajo de secretaria  con publicaciones de textos navideños y otras historias  en revistas y diarios locales.

 

Unos años después la pequeña se enfermó y tuvo que permanecer en cama por varios meses. Astrid comenzó a contarle historias de una niña, que Karin llamó Pippi Calzaslargas (o Pippa Medias Largas). Inventó  historias traviesas, conmovedoras, valientes y muy simpáticas, siempre con alguna enseñanza.

 

En 1941 Astrid quiso publicar gran parte de esas historias, pero fue rechazada por la editorial: la sociedad patriarcal y conservadora no podía aceptar los relatos de una niña tan osada e independiente, que se atrevía a cuestionar a los adultos. Años después, en 1945 presentó esas historias en un concurso, ganando el segundo premio. Pippi, la protagonista es una niña de pelo color zanahoria, con trenzas casi horizontales y muchas pecas. Es huérfana y no va a la escuela, habla sin parar y es graciosa, imaginativa  e independiente; esta pequeña rebelde, se burla alegremente de la sociedad y defiende a los niños con un fuerte sentido de la justicia. Es una literatura infantil transgresora, pues Pippi no acepta la autoridad de los mayores; es una heroína para los niños y una inspiración en la lucha por la igualdad de género.

Fue un gran éxito literario y a lo largo de los años ha sido traducido a más de sesenta idiomas. Luego de la muerte de su esposo en 1952 y tras el éxito de su obra, Astrid se dedicó a tiempo completo a la escritura, llegando a ser su propia editora. Fue autora de más de ochenta títulos, entre ellos: “Miguel el travieso", “Ronja, la hija del bandolero”, “Kati en América”, “Mío, mi pequeño mío” (ganó el premio al Libro Infantil en Alemania en 1956). La mayoría de las historias tienen a niños huérfanos, niños adoptados o abandonados, aunque siempre alegres y valientes. Escribió también obras de teatro infantil y guiones de televisión.

 

Desafiante y decidida, en 1976, a los 68 años, Astrid se expresó también como activista política, en un artículo “Pomperipossa en el mundo del dinero”, una sátira atacando al sistema tributario sueco, por el cual ella como escritora autónoma, debía pagar un impuesto del 102 por ciento de sus ingresos.  Esto atrajo muchas críticas y dio como resultado que el gobierno socialdemócrata perdiera las elecciones por primera vez en 44 años.

Ha recibido docenas de premios suecos e internacionales por sus libros entre ellos la medalla Hans Christian Andersen en 1958, considerada como el máximo galardón para una autora de cuentos infantiles. En 1978, al recibir el Premio de la Paz de la Industria Librería Alemana, Astrid pronunció el discurso “¡Nunca la violencia!”, donde habló del castigo corporal hacia los niños. Suecia fue el primer país del mundo en prohibir el castigo físico infantil en 1979, además de que niños y niñas recibieran la misma educación.

 

Aparte de su importante obra literaria, Astrid fue una gran activista en favor de los derechos de la mujer, la paz en el mundo y abogó por un mejor trato a los animales  en las granjas industriales. La nueva ley que se llamó Ley Lindgren se aprobó en 1988 y fue la ley más estricta sobre bienestar animal que existiera en el mundo. Ese mismo año se inauguró el Hospital Infantil Astrid Lindgren, uno de los hospitales infantiles más grande del norte de Europa.

 

En 1994 recibió el Premio Right Livelihood Award  “por su compromiso

con la justicia, la no violencia y la comprensión de las minorías, así como por su amor y cuidado por la naturaleza”. Ha recibido numerosos Doctorados  Honoris Causa de varias universidades. 

Astrid Lindgren murió a fines de enero de 2002, era muy querida en Suecia y entre los asistentes al funeral, que tuvo lugar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se encontraba la familia real sueca y el primer ministro.   


Fuentes y Bibliografia

https://www.fundacionlafuente.cl/astrid-lindgren-la-escritora-de-los-pequenos-revolucionarios/

https://www.montevideo.com.uy/Tiempo-libre/La-vida-de-la-escritora-Astrid-Lindgren-uc754874

jueves, 6 de agosto de 2020

Siglo XX - Vigdís Finnbogadóttir - No. 800

       Breve  Biografía de Vigdís  Finnbogadóttir

Vigdís Finnbogadóttir nació en 1930 en Reykjavik, Islandia.
Educadora, feminista, directora de teatro y política islandesa. 

Nació en una familia acomodada y bien relacionada. Su madre era enfermera y presidió durante 36 años la Asociación Nacional de Enfermeras de Islandia y su padre, ingeniero civil y profesor de la Universidad. 

Al terminar sus estudios secundarios en su ciudad natal en 1949, Vigdís estudió literatura y filología francesa en la Universidad de Grenoble y en la Sorbona en París hasta 1953. Más tarde en Copenhague, Dinamarca, estudió la historia del teatro, hasta 1958. De regreso a Islandia impartió clases de francés e inglés en la Universidad; produjo un programa de lecciones de francés para el Servicio Nacional de Radiodifusión de Islandia. 

Se casó con un médico en 1954 pero se divorció en 1963. A los 41 años adoptó una niña, siendo la primera mujer soltera a la que se le permitió adoptar un hijo.

Como gestora cultural, organizó programas culturales de arte en televisión. También creó los primeros cursos de capacitación para guías turísticos del país y los dirigió durante varios años. De 1972 a 1980 fue Directora Artística de la Compañía de Teatro de Reykjavik y miembro del Comité Asesor de Asuntos Culturales en los países nórdicos.

Vigdís participó en numerosas manifestaciones para protestar contra la presencia militar estadounidense en Islandia, coreando “Islandia fuera de la OTAN, lejos de los militares”. El 24 de octubre de 1975, en el Año Internacional de la Mujer, el 90 por ciento de las mujeres islandesas organizaron una huelga general para mostrar la importancia del trabajo femenino que estaba menospreciado. Paralizaron el país pues las escuelas, fábricas y comercios tuvieron que cerrar y los hombres hacerse cargo de los hijos. Muy decidida y firme en sus convicciones, Vigdís, su madre y su pequeña hija de tres años estaban entre la multitud. Conocido como “El Día Libre de las Mujeres”, manifestaron por la igualdad de género y fue el primer paso para la emancipación de las mujeres en Islandia. Aunque las mujeres obtuvieron el derecho a voto en 1915, sesenta años después, en 1975 sólo había tres mujeres diputadas. 

En las elecciones presidenciales de 1980 el movimiento de mujeres bregó para elegir a una mujer. Vigdís compitió contra tres candidatos masculinos y se convirtió en la primera mujer en el mundo en ser elegida presidente en una elección democrática. Vigdís Finnbogadóttir fue elegida tres veces más, ocupó el cargo durante dieciséis años: en 1984, 1988 y 1992. Para las elecciones de 1984 se formó un nuevo partido solo de mujeres: "Alianza de Mujeres" que obtuvo sus primeras diputadas. 

Durante su mandato, se destacó como activista ambiental, hizo hincapié en la reforestación y la recuperación de tierras. Luchó por el idioma y la antigua cultura nacional; defensora de la igualdad de derechos en hombres y mujeres, es pacifista y enemiga de la energía nuclear. Promovió con énfasis la educación de las niñas. Fue miembro fundador de la Asociación “Save the Children” en Islandia. En 1991 Vigdís como presidente de Islandia, reconoció a Lituania y fue el primer país del mundo en aceptar su independencia de la Unión Soviética. 

Por su trayectoria ha recibido títulos honoríficos de prestigiosas universidades del mundo y varios premios por apoyar el patrimonio cultural nórdico, entre ellos: “Gran Cruz con Collar de la Orden del Halcón” (1980), “Gran Cruz con Collar de la Orden de San Olav (1981), Caballero de la Orden de Carlos III” (1985), Caballero de la Orden del Mérito de Italia (1987). 

Tras dejar la presidencia en 1996, Vigdís siguió activa en la vida pública: es la presidenta fundadora del Consejo de Mujeres Líderes Mundiales; fue Embajadora de Buena Voluntad en la UNESCO para la defensa de la diversidad lingüística y la promoción de la educación plurilingüe. En 2000 Embajadora de Buena Voluntad de la ONU en la lucha contra el racismo y la xenofobia. Desde 2008 es miembro del comité de honor de la Fundación Chirac y miembro del Club de Madrid, un gran grupo de países que se unen para promover los valores democráticos de todo el mundo.

lunes, 3 de agosto de 2020

Siglo XX - Gisèle Halimi

            Breve Biografía de Gisèle Halimi 

Gisèle Halimi,  nació  como  Zeisa  Gisèle Elise Taïeb, en 1927 en  Túnez. Abogada, activista, feminista y escritora franco-tunecina.

Nació en una familia judía muy religiosa y conservadora; su padre escondió durante varias semanas su nacimiento, porque no quería reconocer que había tenido una hija. A medida que crecía, su madre le recordaba que estaba destinada a casarse y servir a su marido, que ser niña era un destino diferente al de sus hermanos, para ella la libertad no tenía lugar. Allí comenzó a rebelarse. Estudió en el liceo francés en Túnez siendo una buena estudiante, y tras rechazar un matrimonio impuesto por su padre, viajó a París a estudiar derecho y filosofía en la Sorbona, además de ciencias políticas

En 1948, con 21 años obtuvo el título de abogada. Ejerció en el Colegio de Abogados de Túnez durante  ocho años  y fue una gran activista en la lucha por la independencia de su país, cuando Túnez y Argelia combatían, entre 1954 y 1962, en contra de la colonización francesa. Túnez  alcanzó su independencia en 1956 y Argelia en 1962.

En 1956  se trasladó a París y trabajó en el Colegio de Abogados  de esa ciudad.  Ese mismo año se  casó con un funcionario de Túnez, Paul Halimi, con quien tuvo dos hijos. Poco después se separaron pero mantuvo ese apellido con el que ya era conocida. Gisèle se volvió a casar con el abogado Claude Faux  (1930-2017), secretario de Jean Paul Sartre, pareja de  Simone de Beauvoir  y tendrá con él a su tercer hijo.

Como abogada política defendió a los sindicalistas tunecinos, y luego asumió la defensa de varios guerrilleros del Frente de Liberación Nacional de Argelia (FLN) denunciando las atrocidades cometidas por el ejército francés. Se distinguió en la lucha contra la tortura cuando defendió a Djamila Boupacha (1938- ) una joven activista del FLN que fue arrestada en 1960, violada y torturada por soldados franceses.  Gisèle, Simone de Beauvoir  y Pablo Picasso hicieron una campaña a favor de la joven militante que había sido condenada a muerte. Fue liberada en 1962, tras la independencia  de Argelia.

Ese mismo año Gisèle y Simone publicaron un libro de testimonios sobre la historia de Djamila; desde ese momento Gisèle Halimi fue conocida como la defensora de  las causas difíciles. El gobierno del general Charles de Gaulle (presidente desde 1959 a 1969)  intentó retirarle el permiso para ejercer la abogacía, pero tuvo la defensa de numerosos abogados franceses.

Luchadora incansable, en 1965 junto a otras mujeres fundó el Movimiento  Democrático de las Mujeres. En 1967 fue miembro del Tribunal de Russell-Sartre o Tribunal Internacional sobre Crímenes de Guerra perpetuados por militares estadounidenses en la guerra de Vietnam.

En 1971  un manifiesto escrito por Simone de Beauvoir  y firmado por 343 mujeres, “conocido como el manifiesto de las 343 zorras”, escritoras, actrices, directores de cine y profesionales, entre ellas, Gisèle, que declararon haber abortado, infringiendo así la ley, exigieron  el acceso de anticonceptivos y la legalización del aborto. Gisèle Halimi  fundó con  Simone de Beauvoir el grupo feminista “Choisir la Cause des femmes” (= Elegir la causa de las mujeres) a favor del aborto y la defensa de muchas mujeres maltratadas. 

Defensora infatigable de los derechos de las mujeres, un año después  defendió a una joven de 17 años acusada de abortar después de haber sufrido una violación: el caso suscitó una gran movilización social.  La joven fue finalmente liberada. Gisèle como abogada lo convirtió  en un  juicio político. En 1975  luego de grandes debates, la  ministra   de Sanidad,  Simone Veil logró la aprobación de la ley para la interrupción voluntaria del embarazoUnos años después se aprobó la ley que reconocía la violación como delito.  Luchó y protegió a las presas políticas en España durante la dictadura de Franco; fue expulsada del Chile de Pinochet, en 1978  porque pretendió visitar en la cárcel a un grupo de presas políticas.

A los 54 años, en 1981,  Gisèle fue elegida diputada por el partido socialista y tomó una posición firme contra la pena de muerte y la despenalización de la homosexualidad. También logró que las mujeres tuvieran los mismos derechos laborales que los hombres. A partir de 1984  fue Embajadora Delegada de Francia ante la Unesco.

Desde 1988  se dedicó a otra de sus pasiones: la escritura. Fue autora de más de quince libros, entre ellos: “Djamila Boupacha” (1962), “La causa de las mujeres” (1973), “La leche de Naranja” (1988)  una historia autobiográfica, “Fritna” (1999), “Nunca te resignes” (2009), “Historia de una pasión” (2011) su último libro publicado que le dedicó a su nieta.

Gisèle  fue una abogada de renombre internacional. Valiente y comprometida, pasó setenta años de su vida defendiendo  a los débiles y los oprimidos, sirviendo a la justicia y la causa de las mujeres.

Gisèle Halimi murió en París, el 28 de julio de 2020, a los 93 años. 

Búsqueda de Biografías por Etiquetas