viernes, 29 de abril de 2016

Siglo XIX - Luisa Capetillo

              Breve Biografía de Luisa Capetillo

Luisa Capetillo Perón nació en 1879 en Arecibo, Puerto Rico. Escritora, periodista, feminista y activista

Hija de madre francesa, Margarita Perone, que llegó a Puerto Rico como institutriz (cambió su apellido a Perón) y de padre español Luis Capetillo, Luisa recibió en su casa una educación muy liberal. Sus padres compartían las mismas ideologías filosóficas y políticas; su madre le enseñó a leer y escribir y la lengua francesa. Su gran dedicación a la lectura la llevó a ser autodidacta: tuvo acceso a la literatura francesa y al socialismo libertario. 

A los 19 años se enamoró de Manuel Ledesma, Marqués de Arecibo, un líder de derecha que reconoció legalmente a los dos hijos que tuvieron: Manuela y Gregorio. Luisa sufrió los prejuicios de la sociedad al ser madre soltera; dejó a sus hijos al cuidado de su madre y hacia 1906 comenzó a trabajar como lectora en una fábrica de tabaco, donde subida a un banco, leía en voz alta mientras los trabajadores cortaban las hojas de tabaco. Novelas de Émile Zola, Honoré de Balzac, León Tolstoi, también obras de contenido político y periódicos socialistas y sindicalistas. 

En 1907 Luisa publicó su primer libro “Ensayos Libertarios” donde expuso sus ideales políticos y sociales. Fue pionera en la lucha por los derechos de la mujer y en 1909 recorrió la isla junto a otros líderes de la Federación Libre del Trabajo (FLT) para concientizar y reorganizar a los obreros del tabaco y la caña, en la lucha por mejores condiciones laborales. Promovió la lucha de clases en favor del socialismo libertario.

Luisa colaboró en varios periódicos nacionales e internacionales, el más importante fue el de la Federación Libre del Trabajo; fundó en 1910 “La Mujer” la primera revista femenina anarquista en el Caribe donde trataba los temas que afectaban a las mujeres y sobre su lucha ideológica. Abogó a favor del voto femenino, para todas las mujeres, no sólo para las instruidas. Enarbolaba la bandera revolucionaria de las causas justas, y en 1911 publicó su libro “Mi opinión” donde hablaba de su ideal de justicia e igualdad, sobre la educación, las libertades y los derechos de las mujeres. Fue vegetariana, abrazó el espiritismo y los ejercicios como estilo de vida. 

Transgresora, desafió las costumbres sociales de la época: Luisa fue la primera mujer en usar pantalones en público; luchaba por una educación libre y liberal para hombres y mujeres. Su idea de “amor libre” no era alentar la promiscuidad, sino el derecho de la mujer de elegir a quien amar, libre de ataduras. En 1911 nació su tercer hijo que llamó Luis Capetillo. Manuel Ledesma, el padre de sus dos hijos mayores los separó de su madre pues la consideraba un mal ejemplo para ellos e internó a Manuela en una escuela católica.  

Viajó a Nueva York donde se unió a trabajadores del tabaco boricuas y cubanos. Publicó artículos en periódicos como "Cultura Obrera" de ideas radicales y anarquistas. Trabajó como lectora en una compañía de tabaco, en Tampa, Florida. En Cuba se unió a la huelga de caña organizada por la Federación Anarquista. En esta isla la arrestaron por usar pantalones y fue deportada por ser una peligrosa anarquista. 

Valiente e infatigable luchadora libertaria, de regreso a Puerto Rico, Luisa organizó y participó de varias huelgas, incluyendo la huelga de caña en 1916. Condenó la explotación de los trabajadores por los partidos políticos, instituciones religiosas y el capitalismo. “La tiranía, como la libertad, no tiene patria, como tampoco los explotadores ni los trabajadores”. Fue autora de cuatro libros y varias obras de teatro, revelándose como una gran dramaturga.

En 1919 volvió a Nueva York donde estableció una casa de hospedaje y un restaurante, allí acudían personalidades hispanas activas de las luchas obreras. En 1921 se publicó en Argentina, el libro “Voces de Liberación” con textos de mujeres con ideales sindicalistas y anarquistas del mundo: además de Luisa Capetillo, incluían obras de Emma Goldman, Rosa Luxemburgo,  Clara Zetkin, entre otras.

Luisa Capetillo murió de tuberculosis en Rio Piedras, Puerto Rico en 1922, a la edad de 42 años.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...