miércoles, 21 de septiembre de 2016

Siglo XVIII - Leona Vicario

          Breve Biografía de Leona Vicario

Leona Vicario nació en 1789 en Ciudad de México, en ese entonces, colonia de España. Feminista, periodista y heroína de la Independencia de México

María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador, o simplemente Leona Vicario fue hija única de un matrimonio de abolengo; recibió una esmerada educación sobre ciencias, literatura, arte y música. Al quedar huérfana en 1807 quedó bajo la custodia de su tío, el prestigioso abogado Agustín Pomposo Fernández de San Salvador (1756-1842). De espíritu rebelde e independiente, Leona no admitía tutela alguna con respecto a su formación intelectual, así como en sus amistades y actividad social. 

Durante casi tres siglos, entre los siglos XVI y XIX permaneció la dominación española en un vasto territorio conocido como Nuevo Mundo. En 1535 se creó el virreinato de Nueva España, cuya capital era la Ciudad de México. Desde 1798 comenzaron a surgir rebeliones en contra de la despótica opresión de los colonizadores. En 1808 al ser invadida España por las tropas napoleónicas se inició una etapa convulsa tanto en España como en América. En México se formaron grupos de insurgentes liderados por el cura Miguel Hidalgo y Costilla (1753- fusilado en 1811) quien dirigió militar y políticamente la primera rebelión del movimiento independentista, conocido como El Grito de Dolores en setiembre de 1810. 

Desde 1810 Leona se involucró en acciones a favor de la causa libertadora: fue miembro de Los Guadalupes, sociedad secreta que mantenía correspondencia con el sacerdote Miguel Hidalgo. Valiente y decidida, Leona actuó como mensajera, dio cobijo a fugitivos, envió dinero y medicamentos y colaboró con los rebeldes, dándole información de las novedades en la corte virreinal. Su tío, en cambio, era un destacado defensor de la monarquía, apoyaba la autoridad virreinal de la Nueva España y escribía panfletos en contra de la insurrección. 

En 1811 Leona conoció al joven abogado Andrés Quintana Roo (1787-1851), a pesar de la oposición de su tío, se enamoraron. Leona y Andrés compartían las mismas ideas sobre la independencia de México. Con gran convicción por la causa insurgente no dudó en financiar, con sus joyas y bienes, la fabricación de cañones en la localidad de Tlalpujahua, donde estaba el campamento de Ignacio López Rayón (1773-1832), secretario del cura Miguel Hidalgo. 

Fueron delatados y tras el fusilamiento del sacerdote, Leona fue vigilada y poco después apresada; fue declarada culpable y le incautaron todos sus bienes. Estuvo prisionera en el Convento de Belén de las Mochas, le presentaron los correos con su nombre, pero firme y valerosa, no delató a sus compañeros. En mayo de 1813 tres rebeldes disfrazados de oficiales la ayudaron a escapar hacia Tlalpujahua, donde se casó en 1814 con Andrés Quintana; a partir de entonces juntos colaboraron con los insurgentes. La pareja acompañó al ejército revolucionario en sus campañas, compartiendo peligros y privaciones. 

Fue una de las primeras mujeres periodistas de México, colaboraba con artículos políticos y difundía las ideas de los libertadores en los periódicos que editaba su esposo: "El Semanario Patriótico Americano" y el "Ilustrador Americano", donde exaltaba la libertad y condenaba la tiranía. A principios de 1818 pocos meses después de nacer su primera hija fue nuevamente capturada; su esposo intervino pidiendo clemencia y entregándose en su lugar. Los dos fueron confinados en la ciudad de Toluca y permanecieron aislados hasta 1820. 

En 1821 nació su segunda hija en la ciudad de México.. Ese mismo año, tras once largos años de luchas se proclamó la Independencia de México, como una patria libre e independiente del yugo español. El Congreso de la República le concedió a Leona una hacienda y ganado, además de tres casas en la ciudad de México: era conocida como “la mujer fuerte de la independencia”. 

Participó en las campañas políticas y periodísticas de su esposo. Alternó sus tareas de madre con artículos y comentarios en las páginas de "El Federalista", periódico que ella misma financiaba. Frecuentó tertulias literarias y políticas a las cuales asistían grandes personalidades de la sociedad liberal. En 1833 Quintana Roo fue nombrado Secretario de Justicia y más tarde Magistrado de la Suprema Corte de Justicia cargo que ocupó hasta su muerte. 

Leona Vicario de Quintana Roo falleció en 1842, a los 53 años,  en la ciudad de México. Fue nombrada "Heroina Mexicana" y “Benemérita y Dulcísima Madre de la Patria”; hasta la fecha,  ha sido la única mujer en México a la que se le han ofrecido Funerales de Estado.

Fuentes y Bibliografia
http://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/6/2918/10.pdf
http://web.archive.org/web/20131219071253/http://www.inehrm.gob.mx/Portal/PtMain.php?pagina=exp-leona-vicario-articulo

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...