miércoles, 1 de julio de 2009

Siglo XIX - Francisca Rubatto

Breve Biografía de Francisca Rubatto

Ana María Rubatto nació en Carmagnola, Provincia de Turín, en 1844. Primera Beata del Uruguay. Desde niña fue muy caritativa con los más necesitados, siguiendo el ejemplo de su madre, una mujer piadosa y de gran ternura.


Al quedar huérfana en 1863 se trasladó a la ciudad de Turín, y se insertó en el Cottolengo sirviendo a los más débiles y asistiendo a los enfermos como voluntaria. Deseaba dedicar su vida al servicio de Dios y se consagró a El como religiosa, en 1885, adoptando el nombre de María Francisca de Jesús. Dejó sus tareas apostólicas de Turín y fundó en Loano la Congregación de las Hermanas Capuchinas, dedicada a los enfermos y especialmente a los jóvenes abandonados.

Su misión estaba inspirada en los ideales de San Francisco de Asís, aliviar el sufrimiento de los pobres y los enfermos de cuerpo y espíritu, y difundir la palabra de Dios

En 1892 la Madre Francisca, junto a tres Hermanas de la Congregación partió rumbo a Montevideo, Uruguay. Trabajó en el Hospital Italiano, asistiendo a los enfermos; más tarde abrió escuelas para dar educación a niños y adolescentes, mientras daba clases de catequesis en diversos barrios periféricos. Su capacidad de amor al prójimo, su ternura y solidaridad era su modo de amar y servir a Dios. Fundó en el Barrio de Belvedere un taller de corte y confección a fin de dar a las mujeres un medio de ganarse la vida; con el tiempo se transformó en el Colegio San J
osé de la Providencia, en la Av. Carlos Ma. Ramirez.

Abrió la Casa de Formación cuyos pilares eran: la Eucaristía, la confianza en la Divina Providencia, el amor a los pobres y la difusión del Evangelio, con gran espíritu misionero. Las Hermanas Capuchinas de la Madre Rubatto sirven en la Iglesia de varios países del mundo, realizando un servicio en la educación de niños y jóvenes y en la atención de enfermos.

La Madre Francisca Rubatto murió en Montevideo en 1904 y sus restos descansan en su querido barrio de Belvedere. En 1993 es beatificada por el Papa Juan Pablo II en Roma, como la Primera Beata del Uruguay.

Fuentes y Bibliografía

2 comentarios:

Susana C. Lobo dijo...

Excelente aporte.
Muchísimas gracias.
Soy concejal y me ha representado una interesante contribución el contenido del blog ya que en mi intento de homenajear a mujeres destacadas colocando sus nombres en calles de mi ciudad, he encontrado en en esta página, material muy apropiado.¡Muchas gracias,de nuevo!

ilecara dijo...

Gracias Susana por visitar mi blog, tus palabras me hacen sentir que estoy haciendo algo útil; buscando material y resumiéndolo, aprendo mucho y disfruto. Este es mi pequeño tributo a todas las mujeres forjadoras de sí mismas.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...