lunes, 7 de junio de 2010

Siglo XIX - Belén de Sárraga

Breve Biografía de Belén de Sárraga

Belén de Sárraga Hernández nació en 1873 en Valladolid, España. Médica, feminista, librepensadora y militante del Partido Republicano Federal Español.

Su padre era republicano y masón, sufrió destierro durante la monarquía de Alfonso XIII, trasladándose en 1880 a Puerto Rico, que era colonia española. Allí Belén recibió una ilustrada educación y estudió magisterio; la familia retornó a España en 1888. Belén ingresó dos años después en la Universidad de Barcelona, donde se graduó de doctora en medicina. Frecuentó los círculos republicanos federales, admirando a las feministas Olimpia de Gouges, George Sand, Louise Michel y otras que la inspiraron en la lucha por la emancipación de la mujer.

A fines del siglo XIX el anarquismo era la principal fuerza obrera de Cataluña, Aragón y Andalucía; Belén leyó con avidez a Mijail Bakunin (1814-1876) y Piotr Kropotkin (1842-1921), famosos ácratas. Hacía giras políticas predicando sus ideales en mítines, conferencias y actos públicos. Pronto fue reconocida por la fuerza de su oratoria y sus combatientes artículos en la prensa barcelonesa y madrileña. Belén fundó numerosas entidades femeninas: la primera en 1896 fue la Asociación de Mujeres Librepensadoras en Barcelona; y algunas identificadas con la masonería. Integró la Orden Masónica Mixta El Derecho Humano, la única que admitía mujeres: Belén compartió tareas y ritos con los varones de su logia, dio impulso a los trabajos masónicos, las reivindicaciones feministas, las luchas republicanas y obreras. En 1915 formaba parte del Consejo de Gobierno de la Federación Argentina de El Derecho Humano, alcanzando el grado 33.

Masonería, espiritismo, federalismo, Belén estuvo influenciada por todas estas corrientes, que defendían la libertad de conciencia, fuera de todo dogma religioso, libertad de instrucción, de tolerancia; fueron un gran soporte para las entidades librepensadoras y viceversa; compartían objetivos pacifistas, antimilitaristas y democráticos.

La clara hostilidad hacia la Iglesia que sentía Belén, le atrajo muchas críticas, persecusiones y hasta atentados contra su vida, por parte de grupos ultra clericales. En 1900 decidió viajar al Uruguay, radicándose en Montevideo, sabiendo que podía desarrollar su trabajo libremente, debido a las políticas liberales del gobierno de José Batlle y Ordoñez (1856-1929). Dirigió el diario El Liberal, donde publicaba artículos en defensa de los niños ilegítimos, de la educación laica y de la separación de la iglesia y el estado; también ejercía la docencia en diferentes escuelas laicas.

Viajera infatigable, se paseó por toda América Latina, describiendo cada uno de esos países en su libro "El clericalismo en América, a través de un continente", publicado en 1915 en Lisboa. Asistió al Congreso Internacional del Libre Pensamiento, realizado en Argentina en 1906, organizado por científicos, escritores e intelectuales vinculados con la masonería. En este Congreso se vinculó con mujeres argentinas y uruguayas, entre ellas
Alicia Moreau de Justo, y Maria Abella de Ramirez y se germinaron las bases para crear la Federación Republicana Española en América.

En 1913 Belén llegó a Chile, dictando una serie de conferencias, por numerosas ciudades, a las cuales asistieron famosos escritores y una multitud de obreros. Fue tan relevante y elocuente su influencia que se crearon varias organizaciones llamadas "Centros de Mujeres Librepensadoras Belén de Sárraga", donde se luchaba por el laicismo, la emancipaciòn de las mujeres, contra el alcoholismo en los sectores populares y contra el machismo.

Esta mujer de cultura excepcional, valiente y generosa, luchadora contra quienes tenían el poder sojuzgando a los seres más humildes, en la desigual repartición de la riqueza, en la doble moral, era admirada y aclamada por la profundidad de sus ideas y dejó su impronta en la conciencia de las mujeres, los estudiantes y los obreros. Sin embargo, transgresora y controvertida, fue muy criticada y difamada por la Iglesia Católica, y en su segundo viaje a Chile, en 1915, visitó Magallanes, denunciando el abuso de los misioneros salesianos con los indígenas en las islas del Estrecho.

Fundó en Uruguay la Asociación de Damas Liberales y en 1930 en Ecuador, la Federación Anticlerical Femenina. Residió en México donde obtuvo la nacionalidad mexicana en 1926. En esta ciudad fundó la Federación Anticlerical Mexicana y colaboraba en la revista Rumbos Nuevos (1925-1928). Declaraba que el clericalismo recortaba las libertades, anulaba la tolerancia y frenaba el laicismo.

Belén de Sárraga regresó a España en 1931, al proclamarse la Segunda República, pero después de la Guerra Civil, se exilió en México, donde ya anciana y enferma, fallecío en 1951, a los 77 años de edad.

Fuentes y Bibliografía

No hay comentarios:

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...