jueves, 22 de julio de 2010

Siglo XIX - María Veleda

Breve Biografía de María Veleda

María Veleda, seudónimo de María Carolina Federico Crispin, nació en 1871 en la ciudad de Faro, al sur de Portugal. Educadora, escritora, feminista, republicana, librepensadora y espiritualista.

Recibió una buena educación y al quedar huérfana de padre, estudió para maestra y se dedicó a la enseñanza. Comenzó a escribir artículos a los 19 años, en el periódico "Distrito de Faro". Ejerció la docencia en diferentes ciudades, siguiendo el método del pedagogo libertario español Francisco Ferrer (1859-1909); defendía la educación laica, el pensamiento crítico, la creatividad, los valores éticos y cívicos.

María se radicó en Lisboa en 1905. Comenzó a interesarse por los problemas feministas y pedagógicos, exponiendo sus ideas en diferentes periódicos, adoptando el seudónimo de María Veleda. Defendió los principios republicanos con sus ideales de libertad, igualdad y democracia, realizando charlas y conferencias de propaganda política. Espíritu fuerte y decidido, fue pionera en la lucha por la educación de los niños, y participó activamente por los derechos legales, cívicos y políticos de las mujeres. Publicó una colección de cuentos infantiles "Cor de Rosa" (1902), el libro "Emancipación Femenina" (1906), también obras de teatro "Esclava" y "Redención" (1912).

Como otras dirigentes feministas de su tiempo, María Veleda fue iniciada en la Masonería, en la Logia Humanidad. Integró la comisión organizadora del Primer Congreso de Libre Pensamiento que se realizó en Buenos Aires en 1906, organizado por científicos, escritores e intelectuales vinculados con la masonería. La lucha contra la monarquía y el clericalismo, - consideraba a los padres de la iglesia como los mayores enemigos de la República, de la ciencia y del progreso humano, - le valió una condena por abuso de libertad de prensa en 1909, por las violentas críticas que publicaba. Sufrió hostigamiento y amenazas de muerte de parte de sectores católicos conservadores y monárquicos.

Siendo una de las principales dirigentes de la Liga Republicana de Mujeres Portuguesas (LRMP), fundada en 1909, María organizó junto a Ana de Castro Osorio y Adelaida Cabete, la "Obra Maternal", para acoger y educar a los niños abandonados; creó escuelas infantiles, maternidades y todo lo que era propio para proteger y educar al niño y a la madre. En 1910 una revolución destituyó la monarquía, pero la República fue incapaz de solventar todos los conflctos sociales, la corrupción y los enfrentamientos con la Iglesia.

En 1915 Portugal entró en guerra y ese mismo año, María dimitió como presidenta de la LRMP y de su periódico A Madrugada, fundando la Asociación Femenina de Propaganda Democrática (AFPD); el movimiento feminista empezó a tomar posición ante la entrada de Portugal al conflicto mundial, por lo que se organizó la Cruzada de Mujeres Portuguesas, dirigida por Ana de Castro Osorio; convocaban a las mujeres a servir como enfermeras, en un acto de patriotismo.

Luchadora incansable, María se preocupó por la situación miserable de los trabajadores y sus repercusiones dentro de la familia, los derechos de la mujer y su educación, el sufragio femenino; por sus ideas tan radicales y extremistas, fue considerada una revolucionaria. En 1921 abandonó la militancia política y feminista, pero continuó alzando su voz de protesta en los periódicos, defendiendo los ideales feministas y republicanos; la reivindicación por el derecho al voto de las mujeres se mantuvo viva durante la República y en la dictadura.

Atraída por los caminos del esoterismo y la espiritualidad, se adhirió al espiritismo filosófico, científico y experimental. Fundó el grupo "Espírita Luz y Amor" y participó en 1925 en la creación de la Federación Espírita Portuguesa. Fundó las revistas "Wing", "El futuro" y "Espíritu de Vanguardia"; colaboró en la prensa en todo el país, publicó artículos de reflexión y memorialistas. En 1926 un golpe de Estado dio paso a una dictadura, que se mantuvo en el poder hasta 1974, año que se logró el sufragio universal en Portugal.

En 1950 María publicó en el periódico Republica:"Memorias de María Veleda". Falleció en 1955 en Lisboa, a los 84 años de edad.


Fuentes y Bibliografía

No hay comentarios:

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...