miércoles, 16 de octubre de 2019

Siglo XVII - Clara Peeters

                         Breve Biografía de Clara Peeters

Autorretrato - 1618
Clara Peeters nació alrededor de 1590 o 1594, no se conoce la fecha exacta, en Amberes, Países Bajos Españoles (actual Bélgica). Pintora flamenca.

No existen datos de su vida, según los historiadores, hay archivos del bautismo de Clara, en una iglesia de Amberes, como hija del pintor Jan Peeters en 1594. Otro documento encontrado menciona el casamiento de Clara Peeters, quizás la misma persona, en la misma iglesia con el pintor Henri Joosen en 1639. 

En los siglos XVI y XVII las mujeres no tenían acceso a recibir formación académica, ni podían asistir al taller de un maestro pintor, ya que les estaba prohibido observar modelos masculinos desnudos para su estudio, lo que les limitaba su aprendizaje. Además, era común que las jóvenes artistas se iniciaran en el taller de su padre; si se toman como ciertos los documentos encontrados, Clara pudo haber estudiado en su casa con su padre Jan Peeters. 

Siendo muy joven, tendría alrededor de 14 o 15 años, en 1607 apareció su primera pintura “Bodegón con galletas”; comenzó a pintar bodegones, un tipo de pintura que empezaba a surgir en los primeros años del siglo XVII. Está considerada como una de las precursoras de la naturaleza muerta o bodegón en los Países Bajos, durante la Edad Moderna. Se supone que Clara ha podido vivir en Amsterdam y La Haya, ya que muestra evidencia de las influencias de otros pintores holandeses de bodegones. 

Bodegón con flores y copa dorada 1611
Fue una innovadora y delicada artista, con un estilo realista, muy novedoso en su tiempo; sus bodegones muestran una detallada información sobre la lujosa vajilla que se usaba y los alimentos que se consumían en los hogares de las clases aristócratas: frutas, aves, pan, sal, pescados, mariscos, varios tipos de quesos y aceitunas, muchos eran alimentos importados. 

Hacia 1611 se puede apreciar más destreza y madurez en la imitación de texturas, como la mesa con los manteles y los bodegones de flores, en el manejo de espacio e iluminación, con fondos oscuros. En los llamados “bodegones dulces o de confitería” se pueden ver almendras, pasas, higos, panecillos, galletas y dulces de mazapán. 

En seis de sus obras incluye el mismo cuchillo, que puede haber sido suyo, colocado siempre en un lugar destacado del cuadro y en el mango se ve su firma en mayúscula: “CLARA PEETERS”. Varias composiciones de Clara incluyen halcones y gavilanes: el arte de la cetrería estaba asociada a la realeza y la alta nobleza. Meticulosa en el detalle, esta
Bodegón con flores y
lámparas-  1612
talentosa pintora, incluyó su autorretrato en jarras y copas: su imagen se ve reflejada hasta siete veces en un tamaño diminuto, con la paleta de colores en la mano. 

Su producción artística fue prolífica, entre 40 a 50 obras, aunque la realizó en un plazo muy breve, de 1607 a 1621. Sobre su muerte no hay ninguna información, pero se toma la fecha de su última obra conocida, después de 1621.

Clara Peeters fue la primera mujer pintora a la que el Museo del Prado, en Madrid, en octubre de 2016, le dedicó una exposición y la primera que se le dedica a nivel mundial. “El arte de Clara Peeters”, un conjunto de 15 bodegones de esta pintora flamenca.

No hay comentarios:

Búsqueda de Biografías por Etiquetas